208 puntos básicos

La prima de riesgo se sitúa en mínimos de noviembre

La prima de riesgo de los bonos españoles a diez años respecto a sus homólogos alemanes experimenta un acusado descenso hasta el entorno de los 200 puntos básicos, su nivel más bajo desde mediados de noviembre.

Esta moderación de produce después de las informaciones aparecidas sobre los planes de la UE para permitir a los países de la periferia del euro emplear los fondos del plan de rescate en la recompra de su deuda, así como por el respaldo obtenido por las recientes emisiones de deuda de los miembros de la zona euro sometidos a la presión de los mercados.

En concreto, la rentabilidad de los bonos españoles a diez años se sitúaen el 5,21%, frente al 3,18% del bono alemán.

Asimismo, los diferenciales de la deuda a diez años de otros países de la periferia del euro registran también descensos, como en el caso de Grecia, cuya prima de riesgo se sitúa en 825 puntos básicos, mientras la de Irlanda baja a 572 puntos y la de Portugal desciende a 370 puntos básicos.

Varios medios económicos comunitarios se han hecho eco este viernes de un plan según el cual el fondo de rescate de 750.000 millones de euros creado en mayo prestaría dinero a Grecia, Irlanda u otros Estados miembros sometidos a la presión de los mercados para que puedan comprar sus propios bonos a inversores o al Banco Central Europeo (BCE).

Un alivio pasajero

Por otro lado, la estratega de mercados de IG Markets Soledad Pellon, ha indicado que este descenso "a un ritmo récord" de la prima de riesgo española se explica por la suma de diversos factores, como el apoyo internacional recibido, con China y Japón a la cabeza, así como por los esfuerzos de la UE en evitar dar mensajes dispares, como sí ocurrió en momentos previos a los rescates de Grecia e Irlanda.

"Este escenario favoreció enormemente las emisiones de Grecia, España y Portugal de las últimas semanas, que se han completado con éxito, lo que ha sido la guinda para completar el optimismo sobre estos países", ha señalado Pellon.

Asimismo, la estratega de IG Markets ha destacado el efecto positivo de un informe de Goldman Sachs respecto a la sostenibilidad de la deuda española y de la disposición mostrada desde el Gobierno a la adopción de nuevas medidas para reestructurar las cajas de ahorros, algo que "se ha tomado con mucho optimismo, desatando las compras en la renta variable".

"Sin embargo no creemos que esta euforia se pueda sostener en el tiempo, sino que es pasajera", ha advertido la analista. "Hemos visto como el 'spread' de deuda ha bajado de cerca de 260 a casi 200 puntos básicos en tiempo record. Sería normal ver una corrección en Bolsa de la mano de un empeoramiento de estos 'spreads' por el rápido movimiento que han tenido", ha añadido.