Supuesta colisión de intereses, competencia y permanente

El juez de Bilbao hará público el lunes el auto relativo al litigio entre ACS e Iberdrola

La primera resolución judicial en el litigio que mantienen ACS e Iberdrola sobre una supuesta colisión de intereses, competencia estructural y permanente -un conflicto aflorado tras el intento de la constructora de entrar en el consejo de la eléctrica-, se conocerá el próximo lunes.

Marcos Bermúdez, responsable del Juzgado de lo Mercantil número 1 de Bilbao que entiende sobre este asunto, hará pública su resolución la semana que viene tras escuchar ayer, en la vista oral celebrada en los juzgados de la capital vizcaína, unos informes a los peritos de ACS e Iberdrola, que previamente ya habían sido aportados al juez por los abogados de las partes.

Los diferentes criterios a la hora de elaborar los informes periciales y la dispar opinión de los responsables de los dossieres sobre si hay, o no, competencia y concurrencia en los negocios de ACS e Iberdrola, centraron ayer la discusión a la espera de que hoy, en la segunda sesión, sus representantes legales presenten las conclusiones.

El debate se ajustó al guión previsto y el juez se encargó de marcar el campo de juego. Así, rechazó una petición de los letrados de Uría Menéndez, representantes de Iberdrola, que mediante una estrategia procesal pretendieron incluir nuevas pruebas no incluidas en las ya facilitadas a las partes y al propio magistrado.

IBERDROLA 11,29 0,98%
ACS 26,63 -1,22%

Los peritos nombrados por ACS (Deloitte, Forest Partners y Solana y Huertas) tiraron de cifras, de filosofía de mercado y de doctrina sobre competencia para asegurar que no hay motivos suficientes para que se pueda dictaminar que ACS e Iberdrola mantienen, en lo que se refiere a los negocios relativos a las energías renovables y a los proyectos de ingeniería llave en mano, una competencia estructural y permanente.

Por su parte, los expertos contratados por Iberdrola (PricewaterhouseCoopers,

Nera y Benito Arruñada) se aplicaron en demostrar las tesis contrarias y aportar, además, estimaciones sobre el efecto que la concurrencia puede tener en el valor de la eléctrica.