Informe Merco Marcas Financieras

Un tercio de los españoles confía en la recuperación del sector financiero

Sólo uno de cada tres españoles ve con optimismo la recuperación del sector financiero (34%), mientras que el 31% cree que seguirá de la misma forma en el futuro y el 29% que irá a peor, según se desprende de la octava edición del informe Merco Marcas Financieras.

En cuanto a su situación actual, la quinta parte de los españoles piensa que el sector financiero ha mejorado (21%) y bastantes los que ven la situación igual (40%) o incluso peor (27%) que antes.

Aunque la gran mayoría de los usuarios (86%) ha confiado en su entidad bancaria desde que se inició la crisis, el nuevo panorama económico ha perfilado un nuevo cliente de bancos y cajas que valora más las condiciones de los productos que la calidad del servicio.

Así, se ha incrementado el porcentaje de usuarios que no pone pegas a la hora de cambiarse de entidad si otra oferta resulta interesante (53%), lo que se acentúa drásticamente entre los menores de 40 años (58%), destaca el informe.

La Caixa, líder otra vez

Por tipos de entidades, La Caixa es por octavo año consecutivo la marca financiera de implantación nacional con mejor reputación para cerca de 2.000 clientes de banca.

Le siguen Santander e ING Direct, que rompe el triunvirato de la banca en España desplazando a BBVA a la cuarta posición, por delante de Bancaja y Caja Madrid, que pierden un puesto. Cierran el 'top ten' Popular y Bankinter, que intercambian posiciones.

En el ámbito de las cajas de implantación autonómica, Cajastur se introduce en el ranking de forma estelar al alzarse con la primera posición, seguida por Caixanova, Ibercaja y CAN que pierde el liderato que ocupó en las tres ediciones anteriores.

En cuanto a la consolidación en este sector, el 75% de la población valora estos procesos de forma positiva, aunque su confianza disminuye al 62% cuando se trata de la entidad de la que son clientes.

El conocimiento y la solvencia vuelven a ser el aspecto más importante para la población, junto al comportamiento ético y la reciprocidad, aunque cuando la misma población valora esos atributos en la entidad de la que es cliente, tanto ética como reciprocidad descienden drásticamente de posiciones.