Abogó por mantener la política de flexibilización monetaria

El Banco de Japón dice que el ritmo de la recuperación económica es más lento

El gobernador del Banco de Japón (BOJ), Masaaki Shirakawa, dijo hoy que el ritmo de recuperación de la economía japonesa es "más lento" y abogó por mantener la política de flexibilización monetaria para contrarrestar la deflación.

"La economía del país parece que se recuperará durante un tiempo a un ritmo más lento, pero se espera que regrese al camino del crecimiento moderado cuando el crecimiento económico mundial repunte de nuevo liderado por las economías de los países emergentes y exportadores de materias primas", dijo.

Con un ritmo de crecimiento moderado, la economía de Japón lleva además 21 meses consecutivos en deflación y afectada por la fortaleza del yen, que afecta principalmente a los exportadores y que obligó al BOJ a intervenir el mercado de divisas en septiembre para abaratar su valor.

Shirakawa indicó, en una reunión con directivos del Banco de Japón, que las exportaciones japonesas y los beneficios de las empresas seguirán aumentando, aunque a un ritmo más lento, según informó la agencia Kyodo.

Para alentar las inversiones, Shirakawa dijo que el organismo emisor continuará con su "fuerte flexibilización monetaria" como parte de la política para contrarrestar la deflación.

El gobernador del BOJ espera que a medida que "mejore gradualmente el equilibrio macroeconómico entre la demanda y la oferta" se reduzca la caída del Índice de Precios al Consumo (IPC), que retrocedió un 0,5% en noviembre.

El gobernador del BOJ advirtió de que el consumo privado en Japón ha disminuido con el final de algunos incentivos fiscales decididos por el Gobierno japonés y que la producción industrial ha bajado "ligeramente".

Shirakawa admitió que la rentabilidad de los bancos se ha reducido debido a una menor demanda de préstamos por parte de las empresas, a pesar de que los tipos de interés se mantienen practicamente en cero, desde octubre pasado. El ente emisor prevé que Japón crezca un 2,1% durante este año fiscal, que concluye en marzo de 2011, y lo haga en un 1,8% en el siguiente ejercicio.