Una delegación llega mañana para evaluar la situación del sistema financiero

El FMI explica que su visita a España es rutinaria

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha explicado hoy en un comunicado que su llegada mañana a España responde a un viaje rutinario que realiza anualmente desde hace cinco años y no se enmarca en una situación especial o que requiera atención sobre el terreno por parte de la institución.

Según un portavoz de esta institución, "un equipo del FMI está en estos momentos viajando a varios países como parte del trabajo preparatorio del Informe de Estabilidad Financiera que se publicará el mes de abril". Así, aseguró que la de España es "una visita normal dentro de las que el FMI hace para elaborar su Informe Global de Estabilidad Financiera, al igual que ya ha hecho en otros países de Europa".

Este informe sobre las condiciones financieras globales se publica dos veces al año coincidiendo con las reuniones anuales y semianuales de la institución. "España es uno de los países que el equipo del Fondo está visitando", se puntualiza desde Washington, y el equipo no va a hablar de "las condiciones de la política económica española".

El portavoz del FMI negó que se tratara de una visita de carácter especial, pese a que coincide con un momento en el que el sector bancario se ve sacudido por temores sobre su solvencia dada su exposición al maltrecho sector inmobiliario español.

Además, España está en el punto de mira de los mercados financieros junto con Portugal, tras los rescates de Grecia e Irlanda por parte de la UE. La prima de riesgo de su deuda soberana ha alcanzado máximos en las últimas semanas ante las dudas y la desconfianza de los inversores sobre si España podrá cumplir con la reducción del déficit y las reformas puestas en marcha. No obstante, en los últimos días, el diferencial con el rendimiento del bono alemán se ha relajado tras amainar los rumores de un rescate a Portugal, que se resiste a pedir por considerarlo innecesario.

Por otro lado, la necesaria reestructuración del sistema financiero español no termina de culminar tras varios procesos de fusiones e integraciones de cajas. Precisamente ayer, el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, afirmó en declaraciones a Financial Times que el capital privado ayudará a impulsar la reestructuración de las cajas .

Los mercados financieros se mantienen a la espera de si las cajas de ahorros recurrirán a más capital procedente del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) para reforzar sus niveles de capital y solvencia.

El Banco de España ha elevado las exigencias de transparencia a bancos y cajas de ahorros que deberán ofrecer información pormenorizada de su exposición al ladrillo en enero y febrero coincidiendo con la presentación de sus resultados anuales.