Pide comicios anticipados

Rajoy exige a Zapatero que no se limite a reformar lo ya modificado

El líder del PP, Mariano Rajoy, ha advertido al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de que "se acabó el tiempo de perder el tiempo" y le ha emplazado a acometer "urgentes" reformas y a no limitarse a anunciar cambios sobre los únicos dos puntos ya reformados, las entidades financieras y el mercado laboral.

Durante la clausura de la I Cumbre del PP en el exterior, celebrada en León, Rajoy se ha preguntado qué confianza va a transmitir el Ejecutivo socialista a los mercados e inversores "cuando sólo anuncia reformas sobre las dos únicas reformas que ya ha acometido".

Por ello, ha pedido elecciones generales anticipadas y ha advertido a Zapatero de la necesidad de tener un criterio, "aunque sea malo". "Pero es mejor que no tener criterio, ni regla de juego, ni opinión, dar bandazos e intentar salir del paso cada 24 horas. Así no se puede gobernar", ha insistido antes de reiterar su compromiso de, si gana las próximas elecciones generales, presentar en las Cortes Generales un plan económico en el que se fijen los objetivos y medidas a adoptar para dar "seguridad y confianza".

"Queremos que el Gobierno diga lo que quiera, que lo presente, que no cambie de opinión cada día", ha subrayado tras avisar de que ahora el Gobierno "no tiene más objetivo que resistir donde está". Según ha defendido, lo mejor sería "que las cosas cambiasen" y los ciudadanos "pudieran hablar y elegir Gobierno".

En este punto, ha exigido al Ejecutivo que gobierne y, "si es posible", que lo haga bien. Asimismo, le ha reprochado estar instalado en "la ceremonia de la confusión" con "contradicciones, bandazos y cambios de opinión que han sido una constante en la actual legislatura y que ha supuesto la pérdida de confianza dentro y fuera de España".

Al respecto, ha defendido que no se puede decir que bajar los impuestos es de izquierdas y luego subirlos, quitar los cheques-bebé o congelar las pensiones. "No se puede gobernar así. Estamos pagando las consecuencias de una actuación impropia", ha recalcado.

Rajoy ha explicado en este contexto que, para mejorar esta situación, es preciso actuar con "claridad, transparencia, realismo y decisión" para no generar más dudas sobre España fuera del país.