Según informa Fomento

Un juzgado desestima las demandas del ex presidente de USCA contra Aena

El juzgado social número 33 de Barcelona ha desestimado las demandas interpuestas por el ex presidente de Unión Sindical de Controladores Aéreos, USCA, Juan María García Gil, contra Aena por la modificación de sus condiciones laborales y por su jubilación a los 65 años.

El Ministerio de Fomento ha informado hoy de que el ex presidente de USCA pidió el 18 de febrero de 2010 la extinción de su contrato laboral y una indemnización de 45 días por año trabajado por la modificación sustancial de sus condiciones de trabajo y como Aena denegó dicha petición, García Gil demandó a la empresa.

Además, y pese a haber pedido la extinción de su contrato, el ex presidente de USCA manifestó en junio su intención de continuar trabajando y no jubilarse, a pesar de que iba a cumplir 65 años en el mes de septiembre, aduciendo que el artículo que establecía la jubilación forzosa a los 65 años había sido invalidado por el Tribunal Supremo.

El juzgado recuerda que los cambios retributivos experimentados por el ex presidente de USCA se refieren a la estricta aplicación por Aena de las modificaciones en la regulación de las condiciones laborales de los controladores.

Sobre la jubilación, el juzgado de los social número 33 de Barcelona recuerda que la cláusula del convenio colectivo de los controladores aéreos, que establecía la jubilación forzosa a los 65 años es plenamente constitucional.