Adriá ha abierto el bar 41º

El Bulli en versión tapa

Los hermanos Ferran y Albert Adriá han abierto hoy en Barcelona un nuevo local "41º" un proyecto al que en unas semanas acompañará el bar "Tickets", en el que ofrecerán, en versión "tapa", algunos de los platos que les han hecho mundialmente conocidos desde el restaurante El Bulli.

Ferran Adriá en la cocina del 'Bulli'
Ferran Adriá en la cocina del 'Bulli'

Albert Adrià ha explicado a la agencia EFE que "el Tickets y el 41º", ubicados en la popular avenida del Paral·lel de Barcelona, "estarán conectados para ofrecer una feria gastronómica en el que por un lado se creará un diálogo entre el coctel y los snacks y por otro se ofrecerán estas tapas de cocina creativa.

Según el chef, será "un tapeo informal", porque los hermanos no quieren convertirlo en un restaurante grande que pierda personalidad.

Por ello, en el "Tickets" los cocineros estarán a la vista y además el interior del local estará distribuido como una feria de pueblo con varias barras cada una con una propuesta propia.

La idea es que el cliente pague en torno a 50 o 60 euros. ¿La carta? Se podrá comer salsa de tomate al mortero con cortezas de cerdo, talos del País Vasco con chistorra, tortos asturianos, chicharrones inspirados en el Mantecas de Cádiz o el famoso jamón de toro de El Bulli...

"Queremos que los clientes nos guíen en el camino a seguir. Les ofreceremos diversas propuestas para comer desde mariscadas hasta montaditos como si fuera un sushi a la española y con una propuesta de postres interesante en un proyecto pensado a medio plazo", ha dicho Adrià, que recalca que el Tickets será un bar, y que se podrá ver en unas grandes pantallas al Barcelona o al Madrid, cuando jueguen.

El chef ha utilizado el símil de los ingredientes de la coctelera para definir un proyecto en el que se mezclará la trayectoria de ambos hermanos tanto en El Bulli como en el Inopia.

"Mezclar, agitar y a ver qué nos sale, en la que el punto de partida y el punto final será el producto, pero con un guiño a nuestra propia personalidad".

Adrià ha destacado que la situación del local en la avenida del Paral·lel tiene como objeto ayudar a relanzar esta mítica arteria barcelonesa "en la que nosotros venimos a sumar y esperamos que haya mucha más gente que se anime a venir aquí, porque hace falta".

Junto a los hermanos Adrià, en este proyecto participan los hermanos Iglesias, propietarios del restaurante Rías de Galicia.