5.000 millones con vencimiento a cinco años

La UE coloca la primera emisión de bonos para financiar el rescate de Irlanda

La Unión Europea lanzó esta mañana con éxito la primera emisión de obligaciones de deuda para financiar el rescate de Irlanda, por valor de unos 5.000 millones de euros y un vencimiento de cinco años, según confirmó la Comisión Europea.

"El préstamo ha sido completamente suscrito en alrededor de una hora", informó la portavoz comunitaria Amelia Torres, en la rueda de prensa diaria del Ejecutivo comunitario, donde añadió que "la demanda ha sido tres veces superior a la oferta".

"Esto muestra el éxito de la emisión y el reconocimiento de los mercados a la buena calificación de la UE. Esto nos permite creer que futuras emisiones serán cubiertas sin dificultades", consideró Torres, quien no especificó el interés que se pagará por estas obligaciones.

La emisión se ha hecho en euros y había recibido la calificación de AAA por parte de las tres principales agencias de medición de riesgos, Fitch, Moody's y Standard & Poor's.

æpermil;sta es la primera de las cuatro o cinco emisiones que la UE tiene previsto lanzar este año (tres de ellas durante la primera mitad del año), cada una de las cuales alcanzará un importe total de entre 3.000 y 5.000 millones. Durante todo 2011, la UE prevé obtener hasta 17.600 millones de euros, así como otros 4.900 millones en 2012 para financiar a Irlanda.

El complejo mecanismo de rescate de la zona euro empleado para financiar el rescate de Irlanda consta de tres partes: una parte garantizada por el presupuesto europeo denominada Mecanismo Europeo de Estabilización Financiera (EFSM, según sus siglas en inglés), una segunda garantizada por los Estados de la zona euro conocida como el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (EFSF, en inglés) y la aportación del Fondo Monetario Internacional. La emisión de deuda efectuada hoy se ha hecho con la garantía de presupuesto comunitario (EFSM).

Por su parte, el fondo EFSF realizará otra emisión de deuda de forma sindicada en la última semana de este mes, de entre 3.000 y 5.000 millones de euros, con un vencimiento de cinco años y unos colocadores que serán determinados en los próximos días, según explicó a Efe su portavoz Christophe Frankel.

La EFSF prevé lanzar durante 2011 un total de tres emisiones, cuyo importe total individual sería también de entre 3.000 y 5.000 millones, para recaudar hasta 16.500 millones de euros en 2011 y hasta 10.000 millones al año siguiente.

Todas las emisiones de bonos responden a la decisión de los ministros de Economía y Finanzas de la UE tomada el pasado 28 de noviembre para ofrecer ayuda financiera a Irlanda dentro de un programa que ascenderá a un total de 85.000 millones de euros.

La UE aportará 22.500 millones de euros en total entre 2011 y 2012 mediante el EFSM, mientras que los países de la zona euro contribuirán con hasta 17.700 millones, mediante el EFSF. Durante el primer trimestre del año próximo, ambos mecanismos desembolsarán 11.700 millones a Irlanda.

Los desembolsos durante los trimestres siguientes se harán en función de las necesidades de Irlanda y del cumplimiento de los objetivos que serán supervisados trimestralmente por la Comisión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI), en cooperación con el Banco Central Europeo.

Además de la contribución comunitaria, el FMI aportará al programa de rescate irlandés 22.500 millones de euros, mientras que tres países de la UE que no forman parte de la zona euro (Reino Unido, Dinamarca y Suecia) contribuirán con préstamos bilaterales por un total de 4.800 millones.

Irlanda, por su parte, aportará 17.500 millones a través de su Fondo Nacional de Reserva de Pensiones, que se usarán para estabilizar su maltrecho sector bancario.