Necesita financiar un total de 10.000 millones durante este año

Cataluña estudia más emisiones de bonos para particulares

El nuevo consejero de Economía de la Generalitat catalana, Andreu Mas-Colell, avanzó ayer que estudia nuevas emisiones de bonos para particulares. Reconoció que solo puede afrontar los pagos de los dos próximos meses y que las necesidades de financiación para este año alcanzan los 10.000 millones de euros.

Cataluña estudia más emisiones de bonos para particulares
Cataluña estudia más emisiones de bonos para particulares

En sus primeras declaraciones tras aceptar el cargo de consejero de Economía y Conocimiento de la Generalitat, Andreu Mas-Colell repasó ayer las prioridades más urgentes de la finanzas catalanas. Así, reconoció en declaraciones a la emisora pública Catalunya Ràdio que el Gobierno autonómico necesita 10.000 millones de euros este año para refinanciar la deuda que vence y en nuevas emisiones.

En este último sentido, confirmó las expectativas existentes en algunos ámbitos del sistema financiero sobre la posibilidad de realizar nuevas emisiones de bonos minoristas. Mas-Colell no descartó más operaciones como la culminada en noviembre pasado por valor de 3.000 millones de euros, tras reconocer que la Administración catalana puede afrontar los pagos para los dos próximos meses.

"Es un año difícil para colocar deuda tanto a corto como a largo plazo. Lo es en Europa, en España y lo será también para Cataluña", indicó. "No hay razón para no utilizar otra vez" la emisión de deuda a particulares, pero matizó que "otra cosa serían las condiciones de la emisión". La rentabilidad de la operación, copiada un mes después por la Generalitat valenciana, alcanzó el 4,75% más otro 3% para las entidades financieras colocadoras y aseguradoras.

En cambio, Mas-Colell si que rechazó el aumento de impuestos para compensar parte de las cuentas autonómicas. Precisamente, la eliminación del impuesto de Sucesiones y Donaciones (tendrá un coste de 400 millones) fue una de las principales promesas electorales del actual presidente catalán, Artur Mas.

"Si no crecemos, habrá problemas"

Mas-Colell fue más concreto al hablar de gasto sanitario. Indicó que el "recorte del gasto" en este apartado es "absolutamente central" para cumplir con los objetivos de reducción del déficit, y añadió que "tenemos que sentarnos con el Gobierno central y hemos de ver que tenemos un problema muy serio". El titular catalán de Economía rechazó el copago sanitario, e insistió en centrarse en la "contención del gasto", pero también advirtió de que "a menos que vuelva el crecimiento económico muy pronto, tendremos problemas".

La Generalitat de Cataluña cerró el ejercicio correspondiente al año pasado con un déficit entre un 0,7% y un 0,9% por encima del objetivo de estabilidad presupuestaria, lo que supondrá no cumplir con los compromisos con Madrid. El último objetivo de déficit presupuestario de la autonomía catalana para 2010 era de 4.700 millones de euros, un 2,40% del PIB. La deuda total prevista (incluidos todos los organismos y entidades dependientes) es de 40.607 millones, según el documento entregado por el anterior presidente, José Montilla.