Tras el acuerdo con la banca acreedora

Vicente Sos Castell y Eduardo Sos Ahuir dimiten como consejeros de Sos Corporación

El presidente honorífico de Sos Corporación Alimentaria, Vicente Sos Castell, y Eduardo Sos Ahuir han presentado su dimisión como consejeros del grupo alimentario para facilitar la incorporación de los representantes de Ebro Foods, con aproximadamente el 10% del capital, informó la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En concreto, ambos salen del consejo de administración de la compañía para dar entrada en enero al presidente de Ebro Foods, Antonio Hernández Callejas, y al presidente de Damm y consejero de Ebro, Demetrio Carceller.

Ebro Foods se ha asegurado además otro hombre de confianza dentro del grupo Sos, con la designación de Jaime Carbó Fernández como consejero delegado, en sustitución de José Manuel Muriel.

Sos Castell y Sos Ahuir presentaron su renuncia en la reunión del consejo de administración celebrada ayer, al emprender SOS una "nueva etapa de consolidación, crecimiento y creación de valor" a partir de su negocio principal, el aceite de oliva, por lo que la incorporación al máximo órgano de gobierno de los representantes de Ebro Foods, socio industrial de referencia, supondrá "un importante reforzamiento" del consejo para definir y orientar la estrategia del grupo.

DEÓLEO 0,33 -0,30%

El máximo órgano de dirección agradeció a ambos los servicios prestados y la dedicación que han mostrado a la compañía desde su nombramiento en el mes de junio de 1994, tras la fusión de Sos con Grupo Arana.

En concreto, destacó el papel de Vicente Sos Castell en los momentos "más difíciles" de la compañía, durante los cuales asumió de forma desinteresada la presidencia del consejo.

Así, Sos Castell asumió la presidencia de la compañía, en la que posee un 0,266%, en mayo de 2009 tras el cese de los hermanos Jesús y Jaime Salazar, en ese momento presidente y vicepresidente de la empresa, respectivamente, cargo en el que se mantuvo hasta que Mariano Pérez Claver tomó las riendas de la compañía en julio de 2009.

La renovación del consejo de administración de Sos Corporación se produce después de firmar con la banca acreedora el acuerdo para la reestructuración de algo más de 1.000 millones de euros de deuda financiera.

De este modo, se cierra "satisfactoriamente" un proceso que se inició en 2009 y que ha requerido acometer diversas operaciones corporativas, como la reciente ampliación de capital dineraria en 200 millones de euros.

El presidente del consejo de administración agradeció además a los miembros del consejo su visión, dedicación y entrega a lo largo de los últimos dieciocho meses así como a los accionistas referentes de la compañía, las entidades financieras vinculadas, su confianza y apoyo, "máxime considerando la complejidad del entorno económico y financiero, sin lo cual no habría sido posible alcanzar los referidos acuerdos en tiempo y forma".

Tras la estabilización financiera conseguida con la firma del contrato de financiación, la incorporación al accionariado y a los órganos de gobierno de Ebro Foods, el Grupo Sos subrayó que está en disposición de desarrollar todo su potencial en un negocio en permanente crecimiento como el aceite de oliva.