Precedente para otras reclamaciones

Islandia rechaza que Aresbank recupere 30 millones

El Tribunal del Distrito de Reikiavik ha rechazado la demanda de 30 millones de euros realizada por el Banco Árabe Español (Aresbank) contra NBI, entidad sucesora del malogrado Landsbanki. Este fallo sienta un precedente para las reclamaciones efectuadas contra otras entidades de crédito del país, según informó la cadena local RUV.

Aresbank afirmaba que esta cantidad era un depósito ordinario, mientras que NBI sostenía que se trataba de un depósito de mercado y que, por tanto, su reclamación debía ser dirigida contra el antiguo Landsbanki. Aresbank, controlado por el Estado libio, perdió a septiembre 37,5 millones de euros, según la AEB.

La Justicia islandesa fija un precedente importante puesto que los depósitos encomendados a las tres mayores entidades del país sumaban 200.000 millones de coronas islandesas (1.300 millones de euros) a finales de 2008. La banca local fue engullida por la quiebra de Lehman Brothers y la crisis de liquidez. En octubre de ese año fueron rescatados las tres mayores firmas del país atlántico: Kaupthing, Landsbanki y Glitnir. En marzo de 2009 le tocó el turno a Straumur Budaras, la última firma privada que quedaba.