Muy personal

Un nuevo punto de vista

Hace tiempo escuché una frase de un ejecutivo brasileño, que me pareció magnífica y que incorporé a mi filosofía de vida. "Un problema que no está en mi mano solucionar, no es un problema. Solo es parte del contexto y por tanto solo queda gestionarlo y sacarle el partido que se pueda".

Estamos estos últimos años en un contexto muy difícil, recibiendo casi cada día noticias negativas, incluso aterradoras, sobre nuestro presente y también sobre nuestro futuro. Ante esto, los que estamos en la trinchera muy poco podemos hacer, aparte de sacudir la cabeza y preocuparnos más y más.

Lo que les quiero proponer hoy es un punto de vista diferente en el mundo de los servicios profesionales, que es el que me corresponde. Ya que no podemos resolver el problema, intentemos buscar el lado positivo y las oportunidades que esto genera.

En el mundo de los servicios profesionales, en estos tiempos las empresas cliente están más abiertas que nunca a puntos de vista diferentes al consenso de mercado. Están abiertas a la imaginación, dispuestas a escuchar nuevas ideas y a probar cosas realmente diferentes a esas recetas tradicionales que funcionan bien en tiempos de bonanza, pero que nada pueden hacer para resolver los problemas actuales.

Son estos tiempos para el florecimiento de empresas de servicios altamente especializadas, con una gran experiencia en áreas concretas, y que puedan aportar, por una parte, un conocimiento y experiencias reales de las personas que van a colaborar en la iniciativa, muy lejos de la tradicional credencial de compañía, realizadas por personas que probablemente ya ni trabajan en la organización.

Son tiempos también de hacer un uso eficiente de los recursos. El cliente no quiere majestuosas oficinas en edificios representativos, y costosos muebles y cuadros. Quiere saber que cada euro que le estamos facturando tiene sentido para su negocio, y está empleado en ese tan usado en la jerga "crear valor".

Es hora de aplicar respuestas pragmáticas a los problemas del negocio. No es momento de metodología estándar y complejos planteamientos con presentaciones perfectamente estructuradas, y en las que se emplean grandes recursos. Identificar el problema concreto, buscar una solución sencilla y que funcione, y ponerla en marcha empleando el menor número posible de recursos. Eso es lo que se espera de nosotros en estos momentos.

En resumen, que como siempre, pero en estas circunstancias más que nunca, es momento de poner grandes dosis de pasión, mentalidad de servicio y sentido común en la relación con nuestros clientes.

Que la fuerza les acompañe y que disfruten mucho. Nosotros lo intentamos todos los días.

Luis Alberto Moreno. Nfoque Advisory Services