Directiva sobre servicios profesionales

Los geólogos reclaman más funciones frente al ingeniero

Exigen que se valore su experiencia profesional en las explotaciones mineras.

La promulgación de la directiva sobre servicios profesionales -transpuesta en España a través de la Ley âmnibus- ha abierto la puerta al reconocimiento de las denominadas competencias profesionales, es decir, aquellas adquiridas a través de años de experiencia laboral acreditada y no únicamente a través de una titulación académica concreta.

Amparados por esa novedad legislativa, el colectivo de geólogos ha iniciado una batalla para abogar por el reconocimiento de su competencia profesional en materia de explotación minera. Como explica Manuel Regueiro, secretario general del Colegio Oficial de Geólogos, en España la legislación sobre minas atribuye solo a los ingenieros de minas determinadas competencias en esa materia, tales como la firma de los planes de labores. A ello hay que sumar un conjunto de reglamentaciones técnicas que les atribuyen en exclusiva otras tareas, como es el caso de los sondeos. "La directiva de servicios profesionales ha introducido una liberalización que en nuestro sector no se ha producido. Nosotros no decimos que los ingenieros de minas no tengan competencia para estas cuestiones, que la tienen porque se forman para ello en sus titulaciones. Lo que planteamos es que se reconozca la competencia profesional de los geólogos que llevan años trabajando en las explotaciones y son expertos en lo que hacen", explica. Regueiro recuerda que la legislación europea no reconoce solo "la competencia resultado de la titulación académica, sino también aquella resultado de la experiencia", algo que en España no ha sucedido en el sector minero.

Así, matiza, los geólogos "no pretenden que se reconozcan competencias profesionales en esta materia al geólogo recién titulado, sino al que lleva años de experiencia y es capaz perfectamente de desempeñar esa función".

El colectivo está dispuesto a llevar su reivindicación al Parlamento Europeo

En la última reunión de la Federación Europea de Geólogos, celebrada el pasado lunes en Bruselas por profesionales de un total de veinte países europeos, se habló sobre "el incumplimiento de la normativa europea de libre mercado en España y otros países, como Grecia y Serbia" en relación a los servicios profesionales en este campo.

Según informó tras la reunión la vicepresidenta del organismo, Nieves Sánchez, los geólogos europeos aprobaron una resolución para analizar este aspecto en profundidad y "denunciar el corporativismo que ejercen en España los ingenieros de minas".

Como medida efectiva para hacer valer sus reivindicaciones, el colectivo de geólogos está dispuesto a acudir al Parlamento Europeo como primer paso para plantear su caso ante los tribunales comunitarios. "Nos parece muy bien que la legislación de minas reconozca la competencia académica, pero defendemos que se haga lo mismo con la profesional, trabajando en esa materia más de 50 años", concluye Regueiro.

Ingeniería minera contra industrial

También los ingenieros de minas tienen su propio conflicto abierto, en este caso frente a los ingenieros industriales y en materia energética. La posición del colectivo se ha visto respaldada por la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) que advierte en su último informe del "obstáculo" e "impacto negativo" para la competencia que entraña la negativa de algunas comunidades autónomas a autorizar proyectos energéticos firmados por ingenieros de minas. Estas comunidades, según la CNC, solo admiten aquellos proyectos firmados por ingenieros industriales. En concreto, el regulador asegura en un informe que esa actitud "ha generado claramente un impacto negativo sobre la competencia, en la medida en que contribuye a que en ciertas partes del territorio español pueda instituirse una reserva de actividad en favor de los ingenieros industriales para la firma de dichos proyectos".