_
_
_
_
_
Podrían reducirse a 17 grupos

La remodelación de las cajas españolas antes de Navidad

Las 45 cajas de ahorro españolas podrían reducirse a 17 grupos de cajas si salen adelante los trece procesos de concentración en marcha animados por el Gobierno y el Banco de España.

En la actual crisis de la deuda soberana de los países perifiricos de la eurozona, una parte los inversores internacionales han centrado sus incertidumbres en las cajas, responsables del 50% del sistema financiero español.

El Banco de Espaqa ha demandado a las entidades que tengan listos antes de Navidad los procesos. Hasta el momento, de los 13 procesos en marcha ocho entidades han pedidas ayudas al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) por valor 10.583 millones de euros y 14.358 millones de euros se incluyen los 3.775 millones de euros aportados por Fondo de Garantía de Depósitos en el rescate de Caja Castilla-La Mancha.

El Banco de España considera que la banca española está razonablemente bien capitalizada y no ve necesario que en 2011 el FROB inyecte mas capital en las entidades si bien reconoce que este instrumento estaría disponible en caso necesario.

La Comisión Europea ha ampliado hasta finales de 2010 la vigencia del esquema de ayudas al FROB, aunque el fondo en sí mismo sigue latente y puede ser utilizado si se solicita una prórroga a las autoridades europeas.

El FROB fue creado por el Gobierno para instrumentalizar la reorganización del sistema y las ayudas públicas, con una dotación que puede alcanzar los 99.000 millones de euros. Las ayudas solicitadas al FROB tienen que ser devueltas con un interés mínimo del 7,75%.

Los planes de integración de las cajas, supervisadas por el Banco de España, contemplan la reducción en torno a un 15% de las plantillas de las cajas afectados por las fusiones y una reducción de un máximo de un 20% de cada red.

Tras la reforma de la ley de cajas, que tiene como objetivo reducir el peso político en los órganos de gobierno de las cajas y facilitar la entrada de capital privado en sus estructuras de capital, los nuevos modelos de ejercicio de la actividad por parte de las entidades se dividen en cuatro: Mantener su condición de caja de ahorros, integrarse en un sistema institucional de protección (SIP), ceder todo su negocio financiero a un banco manteniendo su condición de caja y tranformarse en fundación cediendo todo su negocio como entidad de crédito a un banco en el que participa.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_