Gonzalo Fernández. Director general de Loterías y Apuestas del Estado (LAE)

"Valoramos sacar una parte de Loterías a Bolsa"

Loterías y Apuestas del Estado (LAE) iniciará en 2011 una privatización parcial para vender el 30% de su capital. El director general, Gonzalo Fernández, reconoce que estudian sacar una parte a Bolsa y recela de la entrada de entidades de capital riesgo.

"Valoramos sacar una parte de Loterías a Bolsa"
"Valoramos sacar una parte de Loterías a Bolsa"

Gonzalo Fernández (León, 1951) lleva cinco años al frente de Loterías y Apuestas del Estado y se prepara para vivir el año más movido que se recuerda desde que en 1985 se creó esta entidad pública que, sin embargo, hunde sus raíces en el siglo XVIII. Antes del 31 de marzo, Loterías y Apuestas del Estado deberá convertirse en una sociedad estatal, paso imprescindible para privatizar el 30% de una compañía con un volumen de ventas cercano a los 10.000 millones de euros.

¿Por qué si la intención del Gobierno es privatizar un 30% de LAE, el real decreto convalidado ayer en el Congreso indica que la participación privada podría llegar hasta el 49%?

El 49% es la línea que asegura que la gestión seguirá siendo pública. No había ninguna razón para concretar el porcentaje pero al hacerlo se reafirma la voluntad del Gobierno de mantener el control de la empresa. En cualquier caso, se privatizará el 30%.

"En momentos de crisis, LAE resulta más atractiva para quienes buscan estabilidad"

¿Algunas entidades ya se han interesado para entrar en el capital social?

Existe un gran interés en los agentes mediadores. Me refiero a la banca y a los colocadores, es decir, las entidades que instrumentarán la relación entre el emisor, el vendedor y los posibles inversores. En este punto sí que han habido contactos.

¿Con qué bancos realizarán la colocación de capital privado?

Realizaremos un proceso transparente y nos dirigiremos a aquellas entidades con más credenciales, experiencia y capacidad de gestión.

¿Cuándo prevén que se cierre la operación de venta?

El real decreto establece que antes del 31 de marzo Loterías y Apuestas del Estado debe transformarse en un sociedad estatal y, al mismo tiempo, crear un regulador adscrito al Ministerio de Economía y Hacienda. Una vez concluida esta parte, se empezará el proceso de venta que esperamos concluir a lo largo de 2011.

¿Son partidarios de la entrada de un único inversor o de varios?

En términos financieros, al Estado le interesa vender al mayor precio. En cuanto a la gestión, el control seguirá siendo público y, esto, para un solo socio que pretendiera tener el 30% no resulta una situación cómoda. Así, parece más razonable que existan diversos inversores. O que se opte por una colocación retail entre minoritarios.

Entonces, ¿no descartan salir a Bolsa?

No. Valoramos la posibilidad de sacar una parte de LAE a Bolsa.

¿Y cómo verían la entrada de entidades de capital riesgo en LAE?

Esto nos lo dirán los bancos y asesores en el proceso de colocación. Aun así, creo que dado el volumen y tamaño de LAE, la inversión privada no puede circunscribirse solo a empresas de capital riesgo.

Si la privatización se hubiera realizado antes de la crisis, ¿el Estado podría ingresar más de los 5.000 millones previstos por la venta del 30%?

Nosotros no hablamos de ninguna cifra ni hacemos una valoración previa. Los expertos señalan que el valor de LAE es atemporal y anticíclico, con independencia de las condiciones del mercado. LAE, por su tamaño, singularidad y cuenta de resultados tiene un gran atractivo. Ahora, en momentos de crisis, LAE resulta más interesante para quienes buscan estabilidad frente a otros sectores que no la tienen en estos momentos.

¿Cuál será la situación de los funcionarios cuando LAE se convierta en una sociedad estatal?

Los funcionarios tendrán un año para decidir si quieren continuar como empleados en la Administración o prefieren incorporarse a la nueva Sociedad Estatal Loterías y Apuestas del Estado. Si optan por esta segunda opción dejarán de ser funcionarios, pero tienen la garantía que podrán volver a la Administración con las mejores condiciones si así lo desean. Si yo fuera uno de ellos, seguiría ligado a LAE.

¿Con qué resultados económicos prevén cerrar el año?

A la espera de concluir la campaña de Navidad, estimamos que el volumen de ventas caerá un 2%, igual que el año anterior.

¿Prevén un descenso de las ventas del gordo de Navidad?

Los datos que tenemos, que aún no son concluyentes, muestran un ligero incremento respecto al año anterior.

Los premios mantendrán la exención en el IRPF

La futura privatización parcial de LAE no modificará la exención en el IRPF para los premiados en cualquiera de los juegos de Loterías del Estado. Así lo asegura el director general, Gonzalo Fernández, que desmiente las informaciones que anunciaban el fin de los beneficios fiscales una vez concluyera la privatización. "Si se produjera una variación del tratamiento fiscal de los premios sería por una decisión del Gobierno pero nunca por el hecho de que se produzca una transformación jurídica de la sociedad", apunta González.

Por otra parte, los beneficios que obtiene LAE, que rondan los 3.000 millones de euros al año, tampoco tributan por el impuesto sobre sociedades. Esta situación cambiará antes del 31 de marzo, cuando se reforme su estructura jurídica y LAE se convierta en una sociedad mercantil. Entonces deberá aplicar un gravamen nominal del 30% sobre sus beneficios. El hecho de no tributar por el impuesto sobre sociedades permitía que LAE ingresara la totalidad de sus beneficios en el Tesoro, una fuente de financiación que menguará por la privatización parcial.

Por otra parte, la recaudación de las nuevas tasas sobre el juego que prevé el borrador de la Ley del Juego se repartirá, probablemente, a partes iguales entre la Administración central y las comunidades. Actualmente, el 50% de los ingresos por IVA e IRPF también se cede a los Ejecutivos autonómicos. En cualquier caso, esta decisión no está tomada y habrá que esperar a que concluya la tramitación parlamentaria para conocer el reparto exacto de la recaudación.

Ley del juego. "Vamos a evitar que se opere fuera de la legalidad"

Junto a la privatización de Loterías y Apuestas del Estado, el Gobierno trabaja en la aprobación de la Ley del Juego, que debe terminar con el limbo legal en el que se encuentran los operadores de apuestas por internet.

¿Es casualidad que la elaboración de la Ley del Juego coincida con la privatización parcial de LAE?

La Ley del Juego resulta necesaria para establecer reglas generales e iguales para todos los operadores. Y estamos hablando de un mercado de nuevas tecnologías y de tipos de juego que tradicionalmente no ha explotado LAE.

¿El sector del juego por internet actualmente se encuentra en una situación de alegalidad?

Yo casi diría de ilegalidad. Nuestro objetivo es hacer una ley razonable para evitar que se opere fuera de la ley. Y la normativa prevé instrumentos para los intermediarios financieros, de comunicación y de publicidad que supondrá cortar cualquier intento de los operadores de seguir operando fuera de la legalidad.

Los operadores critican que el borrador de la ley establezca distintos gravámenes en función del tipo de apuesta.

Resulta indispensable fijar distintos tipos si queremos tener encima de las mesa ofertas diferenciadas de productos. Otros países de nuestro entorno han actuado igual y los expertos comunitarios no son favorables a un gravamen único.

¿La nueva normativa penalizará a una entidad como ONCE, que se ha mostrado contraria a la privatización de LAE?

Llevamos muchos años hablando con la ONCE y siempre hemos convenido que el sector iba a cambiar. El modelo social de la ONCE es bueno y el Estado lo propicia. Sin embargo, esa entidad debe reflexionar y me consta que son conscientes que en el mercado del juego no puede haber situaciones excepcionales. Además, las autoridades comunitarias no lo ampararían.