Por la reforma de las pensiones

Los sindicatos avisan de que aumentarán el conflicto social

Los sindicatos han celebrado hoy una jornada de concentraciones en las principales ciudades españolas en las que, además de volver a protestar por los recortes sociales, han advertido al Gobierno de que habrá un mayor conflicto social y no se descarta una nueva huelga general por la reforma de las pensiones.

La principal concentración se celebró en Madrid, con la asistencia de los secretarios generales de CC OO, Ignacio Fernández Toxo, y UGT, Cándido Méndez, quienes aseguraron que dependerá del Gobierno la convocatoria de un nuevo paro general, y pidieron a los partidos claridad en sus posturas sobre la edad de jubilación.

Toxo indicó que el conflicto social "sigue abierto" y la huelga general del 29 de septiembre "no fue la estación final de nada", como tampoco lo será, avisó, la manifestación convocada para el sábado 18 de diciembre, cuyo objetivo es "parar los pies al Gobierno con la reforma de la Seguridad Social".

Méndez, por su parte, recordó que todos los grupos parlamentarios del Congreso, a excepción del PSOE, se han manifestado "por activa y por pasiva" en contra de elevar a los 67 años la edad de jubilación, por lo que urgió a los partidos a que no sean ambiguos en sus recomendaciones del Pacto de Toledo.

Pidió además concreción para evitar que el Gobierno, a la hora de tomar medidas, continúe con los "dictados" de los mercados financieros y de las agencias de calificación de riesgo, "que son los que toman la decisión última".

Los líderes sindicales insistieron en que la clave es que el Gobierno de un giro a su política económica, porque de no ser así, según el secretario general de UGT, "habrá un aumento exponencial de la respuesta social y sindical en España"

Toxo apuntó en el mismo sentido que "del Gobierno depende, y sólo del Gobierno, que en este país la movilización continúe de forma creciente en las próximas semanas".

Preguntado por la posibilidad de que estas movilizaciones se conviertan en huelga, Toxo añadió: "Cada uno que le ponga los apellidos que quiera, pero los sindicatos saben de qué estamos hablando".

Al respecto, hizo un llamamiento a todos los trabajadores y jubilados para que acudan masivamente a esta manifestación que se iniciará en la Plaza madrileña de Neptuno a las doce del mediodía.

En Barcelona, casi 8.000 delegados sindicales de UGT y CC OO, según este último sindicato, y unos 800 según la Guardia Urbana, confluyeron en la plaza Sant Jaume de Barcelona desde distintos puntos de la ciudad para protestar contra los ajustes del Gobierno, contra la reforma laboral y del sistema de pensiones.

También hubo concentración en Zaragoza, donde el secretario general de CC OO en Aragón, Julián Buey, señaló que el presidente del Gobierno es "duro de mollera" y parece difícil que rectifique en sus medidas, por lo que no descartó tampoco la huelga general.

En Galicia, donde 2.000 personas participaron en las concentraciones de A Coruña, Vigo, Lugo y Ourense, la protesta se centró también en el desempleo y en la desaparición de la ayuda a los parados sin protección, que según el secretario general de CC OO en la comunidad, Xosé Manuel Sánchez Aguión, afectará a 10.000 familias gallegas.

Aunque la jornada de hoy transcurrió con normalidad, hubo excepciones como el enfrentamiento en Albacete entre miembros del sector ferroviario de CC OO y agentes policiales frente a la estación de la ciudad, donde los Príncipes de Asturias inauguraron la nueva línea Madrid-Cuenca-Albacete.

Según varios testigos, los manifestantes querían acercarse al recinto de la estación pero han sido interceptados, y finalmente se han quedado donde les han cortado el paso.