Pacto de Toledo

ERC, IU-ICV y BNG se descuelgan del acuerdo para ampliar el periodo de cálculo de las pensiones

ERC, Izquierda Unida y el BNG han expresado su rechazo a la posibilidad de que la ampliación del periodo de cálculo de las pensiones se convierta en una de las recomendaciones del Pacto de Toledo, un asunto que han pactado PSOE, PP, CiU, PNV y Grupo Mixto en la reunión que se ha celebrado este miércoles en el Congreso.

En una rueda de prensa conjunta, los portavoces de ERC, Izquierda Unida y el BNG en la Comisión han rechazado la propuesta y han asegurado que presentarán votos particulares si finalmente se incorpora la ampliación del periodo de cálculo como una de las recomendaciones del Pacto de Toledo.

En concreto, el portavoz de IU, Gaspar Llamazares, ha considerado esta propuesta un recorte "muy importante" de derechos porque supondría una disminución de la pensión media a medio plazo. Además, se ha mostrado preocupado ante la posibilidad de que la recomendación abra la puerta al Gobierno a la ampliación del periodo de cálculo a toda la vida laboral.

A pesar de las críticas a este apartado de la reforma del sistema de pensiones, las tres formaciones han coincido en señalar que la intención del Gobierno y del grupo que le apoya (el PSOE) de ampliar la edad de jubilación a los 67 años se ha convertido en el principal escollo que tiene "paralizada" la negociación.

De hecho, ha criticado la posición del PSOE por concebir el Pacto de Toledo de forma "ambigua", capaz de realizar recomendaciones "interpretables" que hagan la cobertura al Gobierno para que pueda hacer lo que quiera en el proyecto de ley. A su parecer, el Pacto de Toledo es "muy importante" y las recomendaciones que salgan tiene que elaborarse "sin estrés, sin presión" y tienen que ser "claras".

Por su parte, el portavoz de CiU en el Pacto de Toledo, Carles Campuzano, ha señalado que la redacción de la propuesta presentada por el PSOE en sobre la edad de jubilación en el marco de la reforma de las pensiones es lo "suficientemente amplia" y ha asegurado que "con toda la prudencia del mundo" intuye un consenso de una mayoría suficiente en el seno de la Comisión "en los próximos días" para cerrar un acuerdo.

Campuzano ha puntualizado que el Pacto no puede cerrar una propuesta porque el texto debe pasar por la discusión con los discusión con los agentes sociales, si bien su grupo está satisfecho y empieza a "vislumbrar unas salida positiva" al acuerdo. El diputado de CiU ha remarcado que su formación no está por una ampliación de la edad legal de jubilación, pero ha asegurado que el texto socialista, aún sin introducir el término voluntariedad, va en esa dirección, y habrá que discutir cuando el Gobierno presente el proyecto de ley el próximo 28 de enero, por lo que ha eludido "anticipar acontecimientos".

Principio de acuerdo

La comisión del Pacto de Toledo que reforma el sistema público de pensiones alcanzó hoy un principio de acuerdo sobre la necesidad de ampliar el periodo de cálculo de las pensiones y establecer un sistema más equitativo de contribución de los trabajadores.

De esta forma lo anunció hoy el portavoz del PP en el Pacto de Toledo, Tomás Burgos, quien aseguró, minutos antes de reiniciarse la reunión que comenzó esta mañana, que reconocer el esfuerzo contributivo de los trabajadores a lo largo de más años de su actividad laboral es "clave" en la reforma del sistema de la Seguridad Social.

No obstante, explicó que cualquier modificación se hará con un criterio gradual y que los elementos de solidaridad del sistema están garantizados ya que seguirá habiendo una pensión máxima y una mínima.

Burgos también valoró que el documento de recomendaciones que firmen todos los grupos parlamentarios del Pacto de Toledo corrija el procedimiento de cálculo, que hasta ahora era "arbitrario", ya que "los últimos años valían más a efectos de pensión que los primeros, y no tenía ningún sentido, cuando precisamente se discute favorecer la continuidad laboral".

En este sentido, recordó que más del 30% de los ciudadanos acceden a la jubilación anticipada desde el desempleo y casi un 11% lo hace desde el subsidio para mayores de 52 años, lo que supone una "lesión de derechos".