âscar Rodríguez - Director de la división de móviles de LG España

"Hemos sufrido por la falta de foco en los 'smartphones' "

El nuevo responsable de LG Móviles quiere recuperar el terreno perdido por su empresa en los smartphones. Sabe que de cada dos euros invertidos en móviles, uno va a teléfonos inteligentes.

Lleva desde junio al frente del negocio móvil del tercer mayor fabricante de teléfonos móviles en el mercado español, la surcoreana LG. Rodríguez, que venía de ocupar el mismo puesto en Motorola España desde 2006 y que ha sustituido en LG a Maribel Ferrero, asegura que su objetivo es consolidar la actual posición de su compañía, presionada por rivales como Apple, RIM y HTC, y recuperar el terreno perdido en el prometedor negocio de los smartphones "donde se va a librar la batalla en los próximos años". El directivo reconoce que la falta de foco de LG en los teléfonos inteligentes les ha hecho "sufrir" durante los últimos trimestres.

¿Qué planes se ha marcado tras su llegada a la compañía?

LG está en una tercera posición en el mercado español de móviles, pero no suficientemente consolidada y con un gap importante respecto al segundo y al primero (Sansumg y Nokia), así que mi objetivo principal en el cortísimo plazo es consolidar esa tercera posición y desde ahí ir creciendo para acortar distancia con esas dos empresas y seguir posicionando a LG en telefonía móvil como estamos en el resto de divisiones en España, donde lideramos algunos mercados en electrónica de consumo.

¿Y cómo piensan hacerlo?

LG tiene ganas y herramientas para ir creciendo; ahora hay que hacer bien los deberes. Acabamos de lanzar la nueva gama Optimus de smartphones, un terminal con sistema operativo Android y otro con Windows Phone 7, y esperamos que esto vaya dando sus frutos en la primera mitad de 2011. Nos hacía falta un foco mucho más fuerte en este segmento de los smartphones, y eso es lo que nos ha hecho que estos dos o tres últimos trimestres hayamos sufrido un poco en cuanto a resultados. Pero la compañía ha puesto remedio, y estamos cubriendo ese gap de portfolio en smartphones de una forma muy agresiva.

¿En qué se traduce esta forma agresiva a la que hace referencia?

Hemos sido los primeros en lanzar un móvil con Windows Phone y creemos que nuestro dispositivo es más competitivo que el de otros rivales en cuanto a prestaciones. Por ejemplo, somos los primeros que hemos lanzamos la tecnología DLNA, que permite transferir ficheros entre distintos dispositivos de una forma fácil. También hemos sido los primeros en lanzar el primer Android con la versión Froyo en España. Nos hemos puesto las pilas; tenemos dos productos icónicos en ambos sistemas operativos y la idea es ir cubriendo todos los nichos dentro del segmento de smartphones.

¿Qué otros pasos están dando?

Hemos redistribuido y reenfocado toda nuestra inversión y agresividad comercial hacia los smartphones, que es donde se va a librar la gran batalla en los próximos años en el mundo del móvil. De hecho, hoy el 30% de la inversión de I+D que se destina en LG Electronics está enfocada hacia el desarrollo de teléfonos inteligentes, una muestra de que ésta es un área prioritaria. Es el segmento que más inversión tiene en I+D.

¿Cuánto le supone ya a LG este tipo de terminales respecto al resto?

En 2009 fuimos el primer fabricante que llegamos en España al millón de terminales con pantalla táctil, el preludio de los smartphones, y este año ya hemos alcanzado los dos millones. Si el mercado sigue como está, posiblemente este año un 30% de los teléfonos que se vendan serán smartphones y en 2011 un 40%. Esta cifra posiblemente se repita en LG.

¿Cómo está el mercado español del móvil? ¿Le está afectando la crisis?

Este año acabará estable o con un mínimo crecimiento y el año que viene decrecerá ligeramente en número de unidades. Y, en ese contexto, nuestro objetivo es ganar cuota. Respecto al mercado específico de smartphone, crecerá este año y prevemos que represente alrededor del 50% del valor del mercado. Es decir, que de cada dos euros que se invierten en telefonía móvil en España uno está destinado a este tipo de teléfonos, lo que demuestra que este segmento ha dejado de ser un mercado nicho.

¿De cuántos terminales estamos hablando?

Habrá que ver cómo cierra la campaña de Navidad, pero calculamos que estaremos hablando de unas ventas de entre 21 o 22 millones de terminales en general y en torno al 30% en unidades serán teléfonos inteligentes, duplicando al número respecto al año anterior.

"En 2011 llegarán los móviles con tecnología 3D"

A âscar Rodríguez, cuando se le pregunta sobre qué diferencias percibe entre Motorola (su antigua empresa) y LG, cuenta que le ha sorprendido "muy gratamente" la capacidad de maniobrabilidad y adaptación que tiene esta última. También explica orgulloso cómo ha crecido la notoriedad de la marca LG en telefonía móvil. "LG lleva poco tiempo en este negocio, solo cinco años, y ya somos la marca más recomendada en punto de venta en Europa; hemos duplicado nuestra notoriedad de marca en los últimos tres años", dice.

El directivo ve clave aprovechar la venta cruzada de distintos productos de LG y asegura que las sinergias dentro de la empresa son importantes. "La siguiente viene por el tema del 3D. Ya tenemos televisores en tres dimensiones y el próximo paso será tener móviles con 3D". Según Rodríguez, "ésta será la gran novedad tecnológica del próximo año. Es muy interesante para la grabación; que el usuario pueda tomar con el móvil sus momentos importantes en 3D y luego pasarlos y verlos en el televisor". Para el nuevo ejecutivo de LG, hay otra novedad a explotar en el móvil, la realidad aumentada: "Apuntar con la cámara y que aparezca información encima. Quizás no sea tan impactante como el 3D, pero sí es algo muy práctico en el móvil".

Rodríguez también defiende que LG no llega tarde al mercado de los tablets. "Hemos decidido no sacarlo hasta que no esté lista la versión de Android adecuada a este tipo de dispositivos y se espera para finales del primer trimestre de 2011. Además, nuestro tablet vendrá con características muy potentes".

"Es mejor apostar por sistemas abiertos"

A Apple, RIM y a HTC se les ve muy fuertes. ¿Les preocupa?

Para empezar, nosotros no somos un fabricante nicho como HTC. Y respecto a los otros dos, ellos han hecho una apuesta distinta, tienen su propio sistema operativo y controlan todo el ecosistema. Nosotros preferimos trabajar con sistemas abiertos, soportados por más jugadores, porque creemos que a medio y largo plazo es la apuesta ganadora. Mi opinión es que posiciones demasiado dominantes en un determinado mercado terminan siendo fagocitadas con el tiempo.

Sí, pero lo cierto es que las ventas les están yendo muy bien...

Simplemente es una cuestión de plazos, pero el hecho de que estemos muchos fabricantes, operadores y desarrolladores detrás de unos determinados sistemas operativos, como Windows Phone y Android, va a hacer que las economías de escala, la evolución tecnológica y la capilaridad permita que ganen terreno. La pregunta del millón es cuánto tiempo necesitas para lograrlo, pero es más sostenible una estrategia de sistema abierto que una en la que tú marcas todas las condiciones del juego.

¿Y cómo van a lograr que esos competidores no adelanten a LG?

Tenemos una apuesta muy fuerte por el desarrollo global de la marca y podemos lograr grandes sinergias con otras divisiones de la compañía, lo que bien engranado puede darnos una mejor posición.

Android va como un tiro, ¿qué primera sensación tiene de Windows Phone?

Windows Phone 7 está empezando a efectos comerciales, pero estoy gratamente sorprendido. Microsoft ha hecho un trabajo fantástico, es un sistema muy intuitivo, que aporta mucha información al consumidor de una forma muy dinámica. Además, con el nivel de prestaciones con el que nosotros le acompañamos con el terminal (cámara de alta definición, 16 gigas de memoria, pantalla de 3,8 pulgadas) hace que la experiencia de WP7 sea muy satisfactoria. Va a ser un competidor muy potente.