Los rating de Iberdrola, Endesa y Enel, en perspectiva negativa

S&P castiga a las eléctricas por el déficit de tarifa

S&P ha situado el rating a largo plazo de 'A-' (tercera nota dentro de la calidad buena) de Endesa en vigilancia 'negativa' tras haber adoptado una decisión similar acerca de la calidad crediticia de Enel por el por el retraso en la titulización del déficit de tarifa. Además, ha revisado también la perspectiva de Iberdrola y de sus filiales de estable a negativa.

Standard & Poor's ha situado el rating a largo plazo de 'A-' (tercera nota dentro de la calidad buena) de Endesa en vigilancia 'negativa' tras haber adoptado una decisión similar acerca de la calidad crediticia de Enel.

La agencia mantiene además la calificación de Endesa a corto plazo en 'A-2' (nota media de calidad buena) y revisa el perfil de crédito individual de la eléctrica de 'A-' (calidad buena) a 'BBB+' (calidad aceptable). En la nota en la que detalla los motivos de la decisión acerca de Enel, S&P muestra su preocupación ante la posibilidad de que el proceso de colocación del déficit de tarifa del sector eléctrico sufra un retraso.

Asimismo, S&P ha revisado la perspectiva de la eléctrica Iberdrola y de sus filiales de estable a negativa y mantenido la calificación de la empresa a corto plazo en A- y en A-2 a largo plazo por el retraso en la titulización del déficit tarifario. La agencia de calificación de riesgos explicó en un comunicado que la perspectiva negativa refleja que la capacidad del grupo para mejorar su perfil financiero podría verse limitada por dicho retraso y por el potencial de rendimiento de las débiles condiciones macroeconómicas en España.

ENDESA 25,84 0,08%

Según la agencia, los retrasos en la titulización -conversión en deuda negociable- del déficit de la tarifa eléctrica, la diferencia que se produce cuando los ingresos de sistema eléctrico vía tarifa no son suficientes para cubrir los costes, está frenando la recuperación del perfil crediticio de la eléctrica.

El denominado déficit de tarifa, que a finales de 2009 superaba 14.600 millones de euros, lo soportan ahora las cuentas de las compañías eléctricas españolas.

La agencia aseguró que teniendo en cuenta las condiciones de debilidad económica en España, solucionar el problema de déficit de tarifa es probablemente difícil de lograr.

Compromiso italiano en Endesa

En su nota sobre Endesa, la agencia suma a esta incertidumbre sus dudas acerca del grado de compromiso del Gobierno italiano con la actividad de la eléctrica en España. El Estado italiano tiene un 31% de Enel, que a su vez controla el 92% de Endesa.

En concreto, S&P expresa su deseo de obtener "más información para clarificar el potencial de un apoyo extraordinario de las operaciones de Enel en España por parte de la República de Italia, accionista de Enel en un 31%, en línea con su criterio para entidades relacionadas con el Gobierno".

Además, considera que las operaciones de Endesa, principalmente en España y América Latina, pueden tener menos importancia estratégica para el Gobierno italiano que las actividades en Italia del grupo Enel.

S&P señaló, no obstante, que para asegurar su criterio hablará "en detalle" con responsables del grupo italiano sobre la importancia estratégica de las operaciones de Endesa para Enel y para su accionista gubernamental.