Conflicto en el espacio aéreo

El descanso de los pilotos crispa la relación de Fomento y las aerolíneas

Fomento presentará el martes al Sepla una circular que "clarifica" la normativa sobre el trabajo máximo y el descanso mínimo de los pilotos. El sindicato se dará entonces por satisfecho y retirará la amenaza de realizar paros durante Navidad. Las aerolíneas exigen a Fomento que no ceda ante los tripulantes y deje las cosas como están.

El descanso de los pilotos crispa la relación de Fomento y las aerolíneas
El descanso de los pilotos crispa la relación de Fomento y las aerolíneas

El sector de la aviación comercial en España tiene demasiados frentes abiertos, aunque unos provoquen mayor revuelo que otros.

Los pilotos de líneas aéreas tienen una cita el martes 14 en Fomento con el secretario de Estado de Transportes. En el encuentro, dicen fuentes del sindicato Sepla, Isaías Táboas deberá informarles del contenido de una "circular operativa" que "clarifica" la aplicación de distintas normativas (españolas y europeas) en materia de trabajo y de descanso de este colectivo profesional.

Si los directivos del Sepla y del Colegio Oficial de Pilotos, que representan a unos 5.000 tripulantes, se dan por satisfechos con la publicación de la circular, ambas organizaciones renunciarán a llevar a delante el calendario de huelgas que anunció Javier Martínez de Velasco, el presidente del Sepla, pocas horas antes de que se desencadenara el cierre del espacio aéreo español, tras el plante de los controladores.

Las patronales representativas de las compañías aéreas que operan en España, ALA, Aceta y AECA, han mostrado su oposición frontal a que Fomento dé luz verde a la publicación de la circular citada. Argumentan que "el régimen de actividad y descanso de las tripulaciones está regulado por normas europeas y españolas y no existe ningún tipo de vacío legal al respecto". æpermil;sta fue la postura que mantuvieron el pasado viernes cuando fueron citados de urgencia por Fomento ante el cariz que estaban tomando los acontecimientos.

Las organizaciones empresariales han comunicado a este diario su sospecha de que Fomento y los pilotos ya han alcanzado un pacto para exigir la aplicación de la circular. Como contrapartida, el colectivo se compromete a trabajar por la normalización del agitado sector aéreo español.

El trasfondo de la disputa laboral entre pilotos y compañías aéreas, que salpica a Fomento, tiene largo recorrido y sus aspectos relevantes presentan extremos muy específicos. En términos generales, las partes tienden a considerar los aspectos más favorables a sus intereses entre la normativa europea, española o particular de cada empresa (recogida en su convenio) en el momento de fijar las jornadas máximas de trabajo y mínimas de descanso de las tripulaciones. Los pilotos reclaman mayor descanso "como garantía de seguridad" y las aerolíneas pretenden apurar al máximo la jornada de su personal y la actividad de sus flotas.

Posturas enfrentadas

Los pilotos recuerdan que las últimas circulares al respecto de la Agencia Europea de Seguridad Aérea fueron criticadas en un informe científico pedido por este mismo organismo que se conoce como Estudio Moebus. Tal informe advertía que la extensión de la jornada laboral de los pilotos atentaba, en algunos casos, contra la seguridad de los vuelos.

Las patronales, por su lado, han trasladado a Fomento un documento en el que afirman que "entendemos que los temas de seguridad operativa exigen normas únicas para el conjunto de la UE", por lo que no ven lógico que Fomento emita una circular "nacional".

Recuerdan que el 20 de diciembre Bruselas tiene previsto publicar "una propuesta de normativa para unificar el régimen de actividad y descanso de las tripulaciones". Las patronales españolas están persuadidas de que este nuevo bloque normativo comunitario será favorable a sus intereses y por ello argumentan que la circular de Fomento provocará que las compañías españolas compitan "en un mercado abierto en condiciones de inferioridad".

Seguridad

La actividad aeronáutica ha desarrollado durante su siglo largo de existencia una prolija legislación y normativa sobre seguridad que, de manera rápida y sostenida, ha reducido la siniestralidad. Distintos intereses solicitan la armonización y simplificación del cuerpo normativo a nivel planetario.