Cerca de 2.300 millones de euros

El Gobierno autoriza a Gallardón la subrogación de la deuda de la M-30

El Ministerio de Economía y Hacienda ha comunicado hoy al Ayuntamiento de Madrid que le autoriza a subrogar los cerca de 2.300 millones de euros de deuda de la empresa mixta Madrid Calle 30, encargada de la gestión de la vía de circunvalación reformada en 2006 y 2007, informaron a Efe fuentes municipales.

Esta fue la única propuesta que aceptó el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en la reunión que mantuvo el pasado 17 de noviembre en Moncloa con el alcalde madrileño, Alberto Ruiz-Gallardón para abordar el Plan de Refinanciación 2011-2012 que planteó el Ayuntamiento de la capital.

El delegado madrileño de Hacienda, Juan Bravo, dijo hoy que eso supone que sólo se obtendrá el 9,7% del beneficio que ese Plan hubiera supuesto para la ciudad y que la tramitación administrativa de esta solicitud por parte del Ministerio de Economía y Hacienda ha sido "lenta".

Añadió que la aplicación de esta medida "no requiere ninguna modificación normativa" y que, por tanto, "se van a iniciar ya los trámites necesarios".

La subrogación de la deuda de Madrid-Calle 30 S.A. -una sociedad municipal con una participación del 20% propiedad de una UTE formada por las constructoras ACS y Ferrovial- permitirá al Ayuntamiento ahorrarse cerca de 100 millones de euros anuales que ahora abona en concepto de seguros y tributos como el IVA.

El documento enviado por el consistorio madrileño a Moncloa establecería asimismo que durante el período 2010-2015, el proyecto de subrogación de la deuda de Madrid Calle 30 S.A. por el Ayuntamiento de Madrid "permitiría la realización de una amortización anticipada en el año 2011, por importe aproximado de 43,6 millones de euros".

"La autorización de la propuesta de subrogación del endeudamiento de Madrid Calle 30, S.A dado que no incrementa el 'stock' de deuda del Ayuntamiento de Madrid sino que por el contrario supone una minoración como se explica a continuación, y permite una importante reducción de sus gastos corrientes, contribuirá de forma significativa al cumplimiento de los objetivos este Plan", afirmaba también el documento.

Por otra parte, esta operación supondrá que a partir de 2011 todo el endeudamiento vinculado al Ayuntamiento estará asumido "exclusivamente" por la Administración municipal.

Hace sólo una semana, en la rueda de prensa posterior a la reunión de su Gobierno del pasado día 2, Ruiz-Gallardón se declaraba "pesimista" respecto a la autorización del Gobierno a esta operación.

El Ayuntamiento de Madrid tiene una deuda de 7.175 millones de euros, pero las amortizaciones que efectuará este año obligado por el Gobierno la situarán al cierre del ejercicio en 6.453 millones y el mantenimiento de la misma situación en 2011 la dejarán en 6.105 millones, tras el pago de otros 348 a lo largo de los próximos 12 meses.