Tanto en la transmisión de voz como en la de datos

Bruselas reactiva la guerra contra la tarifas de 'roaming'

Kroes abre una consulta para revisar las leyes sobre llamadas de voz y sopesa límites en la transmisión de datos.

La Comisión Europea vuelve a arremeter contra las tarifas del roaming en los móviles, tanto en la transmisión de voz como en la de datos. Para la primera, Bruselas abrió ayer una consulta pública para recabar opiniones de consumidores, empresas, operadores de telecomunicaciones y autoridades sobre la revisión prevista de la legislación europea del uso del móvil en el extranjero con el objetivo de impulsar la competencia.

La regulación de estos servicios se aplicó por primera vez en 2007. Impone precios máximos para las llamadas hechas y recibidas en otros países de la UE, para los mensajes de texto (SMS) y para la descarga de datos con el móvil. La intención final de la vicepresidenta de la CE y titular de la Agenda Digital, Neelie Kroes, es la de igualar las tarifas internacionales con las nacionales en 2015 y crear un "mercado único competitivo". La consulta se extenderá hasta el 11 de febrero y pretende identificar hasta qué punto las actuales normas sobre servicios roaming han funcionado.

Además, la CE sopesa introducir topes a las tarifas minoristas de transmisión de datos en el extranjero, como ya ha hecho en el caso de las llamadas de móvil y de los mensajes de texto. En la actualidad, la normativa comunitaria solo contempla un límite de precio al por mayor por mega, situado en 0,80 euros desde el 1 de julio de 2010. Desde el 1 de julio, la factura de los servicios de datos en itinerancia se limita automáticamente a 50 euros mensuales, a menos que hayan optado por otro límite más alto o más bajo. Los operadores tienen que enviar a los usuarios una advertencia cuando alcancen el 80% de su factura máxima e interrumpir la conexión cuando se alcance el límite si el cliente no indica que quiere seguir. En opinión de la CE, el precio minorista por mega del roaming de datos "se mantiene bastante alto de forma obstinada, en comparación con los precios domésticos de transmisión de datos y en comparación con el coste mayorista por mega".