ANÁLISIS

Perspectivas de cara al año que empieza

Cercano ya el final de un año convulso, especialmente en aquellos países de la zona euro con necesidad de consolidación fiscal, es hora de plantear el escenario económico con el que comenzar a trabajar de cara a la toma de decisiones de inversión para el próximo ejercicio.

Pensamos que la recuperación económica seguirá su curso ya iniciado este año y continuará liderada por los países emergentes. Las primeras estimaciones para 2011 hablan de crecimientos elevados, aunque algo menores a los experimentados en 2010, en países como China (9,0%) y Brasil (4,5%). En los países desarrollados se espera que continúe la senda de recuperación aunque a tasas inferiores a las de este año.

Además, el exceso de capacidad productiva derivado de la crisis vivida permite pensar que no habrá repuntes inflacionistas significativos en el corto plazo, por lo que los bancos centrales seguirán con sus políticas de tipos bajos en las principales economías desarrolladas para que funcione el mecanismo de transmisión de la política monetaria.

En cuanto a las empresas, y después de los fuertes ajustes que han realizado en los últimos años, la recuperación de las ventas ha permitido que tengan actualmente balances muy sólidos y con elevados niveles de liquidez. Es previsible que intenten rentabilizar esta liquidez en el entorno actual de recuperación a través de un incremento de la actividad corporativa para ampliar sus perímetros de negocio, o bien un aumento de la retribución al accionista, vía incremento de dividendos o de recompra de las propias acciones. Cualquiera de estos movimientos sería muy beneficioso para los mercados. Todo esto invita a pensar que la elección en 2011 para obtener rentabilidad en nuestras inversiones debe estar centrada en los activos de riesgo que serán, salvo un cambio del escenario, los protagonistas del nuevo año.

Jaime Hoyos Director de Negocio Institucional de Bansabadell Inversión