La acusa de simplista

Juncker critica el pensamiento antieuropeo de Alemania por rechazar el eurobono

El jefe del Eurogrupo, el primer ministro luxemburgués Jean-Claude Juncker, acusó de simplista y "antieuropea" a Alemania por rechazar la propuesta de emitir eurobonos para atajar la crisis de la eurozona, en una entrevista adelantada hoy por el semanario Die Zeit.

Juncker acusa a la coalición de centro-derecha que lidera la canciller federal, Angela Merkel, de abordar el problema de los países altamente endeudados en la UE de una forma "antieuropea" y de pensar de una manera "un poco simple".

"Se ha descartado nuestra propuesta antes de haberla estudiado", asegura el jefe del Eurogrupo en relación a su idea de lanzar en un futuro títulos de deuda comunes de la eurozona para evitar nuevas coyunturas como la actual, donde países como España y Portugal deben pagar altos intereses para colocar sus bonos.

Juncker denuncia que de esta forma Alemania está situando la cuestión fuera del debate político y convirtiendo los eurobonos en un "tema tabú" sin estudiarlo "con detalle".

Explica asimismo que su propuesta no apuesta por "un tipo de interés único", algo que ha criticado el Gobierno alemán, sino que la iniciativa pretende "combinar" deuda nacional y comunitaria. "No obstante, la mayor parte de la deuda llevaría tipos de interés nacionales", agrega.

Merkel y su ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, han criticado en repetidas ocasiones la propuesta lanzada en distintos foros de emitir eurobonos, alegando problemas económicos, de pérdida de competitividad y dificultades legales en el marco europeo.

El portavoz del Ejecutivo, Steffen Seibert, reiteró hoy que Alemania, como otros países de la Eurozona, "no es favorable" a esta propuesta. Seibert indicó que la emisión de títulos de deuda comunes para la Eurozona forzaría a Alemania a pagar unos intereses más altos a los tenedores que los que tendría que abonar por colocar sus propios bonos, debido a la mayor consistencia financiera germana.

Asimismo, descartó complicados sistemas de reparto del pago de intereses y tachó de problemática la volatilidad de los intereses de unos presuntos eurobonos. Además, agregó que este tipo de bonos "no es legalmente posible" en el actual marco legislativo comunitario y que la implementación de esta propuesta obligaría a realizar "cambios" sustanciales en los tratados europeos.

Seibert afirmó que la negativa alemana no se fundamenta en los "intereses alemanes" y apuntó que no sólo Berlín encuentra problemática esta propuesta.