El copago es una solución, no un problema

El Eurogrupo está "impresionado" por los planes de transparencia, reforma del sector financiero, austeridad en las cuentas públicas y demás iniciativas aprobadas por el Gobierno español para distanciarse de los países que necesitan ayuda de sus socios comunitarios. Eso ha dicho, y por dos veces, Jean-Claude Juncker, el presidente del sanedrín de ministros económicos del euro. Pero hay algo de lo que no van a estar orgullosos: el Gobierno sigue obcecado en eludir el copago sanitario. Lo interpreta como una regresión social en el Estado de bienestar y un paso atrás en el logro de la sanidad universal y gratuita ganada, con mucho coraje político, en la época de Felipe González. Sin embargo, no es tal. Un copago, que debe ser, eso sí, individualmente pequeño y simbólico, traería mucho beneficio a la sanidad pública y muy poco perjuicio. Su carácter simbólico (nunca más de un euro, e incluso nada en los casos crónicos) apenas impactaría sobre los ingresos de los ciudadanos, incluidos los pensionistas, grandes usuarios de la sanidad pública. Sin embargo, sí puede propprcionar un saludable efecto desincentivador por el que, como poco, sólo se demandará asistencia si es necesaria, se descongestionarán los centros ambulatorios de 'pacientes ocio', los médicos dispondrán de más tiempo para mejorar la atención a los pacientes reales y, además, aunque sin ser prioritario, se mejorarán las cuentas. Los ministros de Economía y Finanzas de la UE tienen prevista una declaración sobre la necesidad de limitar "el crecimiento excesivo del gasto en atención sanitaria", mediante el fomento de mecanismos como el copago. La medida, a la que por ahora se opone frontalmente la vicepresidenta Salgado, va más allá de lo económico y se debe enfocar en la mejora de la calidad de la asistencia a los ciudadanos. Porque hay que dar por supuesto que se sabrá aplicar de manera sencilla y ágil, y no con uno de esos embrollos burocráticos a los que tan acostumbrados nos tienen nuestros legisladores. Sólo falta olvidarse por un momento de los votos y pensar en los ciudadanos.

Comentarios

¿por qué no militarizamos la sanidad?
Que los políticos roben menos y no gasten el dinero en subvencionar periodistas ni blogueros
Soy médico y de izquierdas. Estoy de acuerdo en la necesidad del copago, pero creo que te equivocas en la cuantía. No puede ser "un euro". Eso es inviable, pues los mecanismos que habría que poner en marcha para recaudar superarían con mucho los ingresos. El mínimo para una consulta de atención primaria serían 5 euros, y más para otros servicios de atención especializada.
Deacuerdo con el copago,con matices.
Estamos ante un enfermo en situación grave que sangra por diferentes heridas.Durante años se han dado jubilaciones,prejubilaciones,incapacidades etc.. que disfrutan de una "receta roja" exenta de pago.¿ Cómo puede ser que muchos de estos con pensiones superiores a 1500 euros tengan el "todo gratis" y un asalariado en activo que cobre 1000 euros ,con mujer y dos hijos pague el 30 % con receta verde?.Por qué residencias de ancianos dependientes de la administración (IMSERSO) o depenientes de las CCAA,sigan comprando los medicamentos ,pañales nutriciones especiales..... directamente a las farmacias de la localidad de forma rotatoria,en lugar de acudir a suministros clínicos infinitamente mas baratos, sin engrosar la cuenta de los todavía monopolios farmacéuticos? ¿Por qué en la sanidad privada te facturan hasta la última gasa y en la pública no se controla más el en ocasiones "despilfarro" de material, sin necesidad de llegar al racaneo.¿Donde está la eficiencia energética de Hospitales en los sistemas de control de climatización?. Estos son solo algunos ejemplos, ni tan siquiera la punta del iceberg.Nada debe ser gratis,excepto para el que de verdad no tiene nada,y la mayor parte lo pagamos ya de nuestros impuestos,pero ANTES DEL COPAGO hay que hablar del QUE PAGUEN.
Yo ya pago mi sanidad a través de mis impuestos, no tengo que "copagar" nada a mayores. Mucha gente mayor dejará de ir, aunque solo tenga que pagar un euro, que será simbólico para el autor del artículo pero quizás no para muchos ancianos con pensión mínima, aumentará la automedicación y la gente que deja pasar dolencias no muy graves, se recargará el sistema y será peor para todos. Propongo en lugar de ello copago en monarquía, iglesia o aventuras militares en el extranjero solo para quien esté de acuerdo con ello.
Normas
Entra en El País para participar