Vida profesional

Las empresas se decantan por contratar abogados internos

La consultora Hays detecta que el 60% de la ofertas responden a este perfil.

Las empresas se decantan por contratar abogados internos
Las empresas se decantan por contratar abogados internos

La dura política de ajuste de precios que ha tenido que llevar a cabo las empresas desde el comienzo de la crisis ha supuesto un varapalo para el mercado de servicios legales externos. Los bufetes de abogados han visto reducirse sus ingresos no solo por la caída de cierto tipo de operaciones, sino también por la presión que han ejercido los clientes para reducir los honorarios que se venían aplicando en los años anteriores. En este contexto de austeridad monacal, se ha ido fraguando una tendencia que los cazatalentos han percibido de forma especialmente intensa durante estos últimos 12 meses: la expansión de las asesorías jurídicas de las compañías y con ello la necesidad de fichar cada vez en mayor medida a abogados in house.

"La mayoría de las contrataciones de letrados que hemos llevado a cabo este año ha sido para los departamentos legales de las empresas", confirma Pilar Moreno, consultora del área legal de la empresa de selección de personal Hays. Los datos de la compañía revelan que seis de cada diez búsquedas de abogados realizadas en 2010 correspondieron a letrados in house. Según los responsables de Hays, el perfil de los demandantes no se limita a la gran empresa, sino también a la pequeña. "Tanto la gran compañía como la pyme se han dado cuenta de que contratar servicios legales externos es muy caro y no proporciona la personalización e inmediatez de respuesta que a menudo puede aportar un abogado interno", apunta Moreno.

Coste de mantenimiento

¿Qué perfil profesional se demanda para este tipo de puestos? En el caso de Hays la elección es muy clara: abogados de bufetes. "Personalmente apostamos mucho por abogados que están trabajando en despachos profesionales. Son perfiles acostumbrados a funcionar con un nivel de exigencia muy alto y con una gran madurez profesional". Al mismo tiempo -destaca-, para muchos abogados que prestan servicios en despachos "la asesoría jurídica de una multinacional es un destino atractivo".

Un juicio refrendado por análisis como el publicado por la firma de selección de talento legal Laurence Simons, que concluye que los abogados internos apenas han sufrido el impacto de la crisis en su política de remuneraciones. El informe, que incluye a España entre los países estudiados, revela que siete de cada diez in house confiesa haber recibido su bonus este año y un 30% lo califica de más alto que en años anteriores. La mitad de los que han mantenido su retribución variable destaca que ésta ha supuesto entre un 6% y un 20% de su salario base. Pese a que, por lo general, los salarios en las empresas son bastante menores que en los grandes despachos, la estabilidad es ahora mismo un factor que cotiza al alza.

¿Qué ocurrirá en 2011? "Las compañías seguirán reforzando sus departamentos jurídicos y pagando cifras moderadas a sus nuevos fichajes, todo ello en detrimento de la externalización del asesoramiento jurídico", destacan desde Hays. Como consecuencia de ello, los bufetes contratarán "con cuentagotas" a sus nuevos abogados. "En su mayoría probablemente sean perfiles de medio nivel o perfiles con buenas dotes comerciales, capaces de fidelizar y captar clientes".

Tampoco se espera un gran cambio en materia de salarios. "No parece que se vayan a reactivar las operaciones mercantiles ni que el mercado financiero dé un giro importante, de manera que seguramente las bandas salariales de los profesionales se mantendrán como hasta el momento, sin apenas revisiones al alza", concluyen.