Sigue moderándose

La prima de riesgo de la deuda española baja a 220 puntos básicos

La prima de riesgo de la deuda soberana española ha continuado moderándose. En la jornade de hoy, el diferencial del bono español a 10 años con el alemán al mismo plazo se ha suavizado hasta los 220 puntos básicos. El riesgo país del resto de los periféricos de la zona euro también ha retrocedido.

Continúa la calma en el mercado de deuda. El diferencial del bono español a 10 años con el alemán al mismo plazo ha retrocedido hasta los 220 puntos básicos. De esta manera, la rentabilidad del bono español se ha colocado en el 5,05% y la del alemán se ha elevado hasta el 2,85%.

"Ayer, Trichet dio una de cal y otra de arena: decepcionó con sus palabras (no habló de ampliar el plan de compra de deuda) pero contentó con sus acciones (según rumores de mercado habría estado acelerando en la sesión de ayer las compras de deuda soberana, sobre todo irlandesa y portuguesa, provocando reducciones en los diferenciales", explican desde Renta 4.

Asimismo, en palabras de estos expertos, "el BCE mantendrá la barra libre de liquidez a los bancos hasta que sea necesario (y al menos hasta abril 2011, con subastas 'full allotment' a una semana, un mes y tres meses), lo que supone un retraso en su estrategia de salida; en lo que respecta a la compra de deuda, según sus palabras parecería que el BCE no está dispuesto a intensificar su programa de compra de deuda soberana, aunque los hechos parecen decir otra cosa. La autoridad monetaria europea seguirá nvigilando de cerca la estabilidad de precios y pide a los gobiernos el estricto cumplimiento de sus planes de ajuste fiscal y avances en las reformas estructurales para frenar el efecto contagio en la deuda de los países periféricos. En cuanto al ataque a la Eurozona, afirma que existen otras economías con peor situación de sus cuentas públicas".

Asimismo, el diferencial de los bonos de otros países periféricos también han registrado sólidos descensos. En concreto, el 'spread' de los bonos portugueses ha descendido desde los 361 puntos básicos hasta los 309 puntos básicos, mientras que el diferencial irlandés hqa caído desde los 592 puntos básicos hasta los 535 puntos básicos y el italiano ha retrocedido hasta los 158 puntos básicos. En el caso de Grecia, su prima de riesgo también se ha relajado al descender desde los 908 puntos básicos hasta los 875 puntos básicos.

Los seguros de impagos de deuda (CDS) de España se sitúan en 286.670 dólares anuales para cubrir la posibilidad de impago de 10 millones de dólares en bonos españoles a 10 años. En cuanto a los futuros, los contratos que se negocian sobre la deuda alemana caen hasta el 126,43%, frente al 126,47% de ayer, mientras los que predicen el comportamiento de la deuda estadounidense se colocan en el 122,15%.

Crisis griega

La crisis fiscal y financiera sufrida por Grecia en la primavera de este año no basta para explicar la espectacular subida de las primas de riesgo país de algunos estados periféricos de la zona del euro, como España o Portugal, según un artículo incluido en el último Boletín del Banco de España.

El informe explica que tras la crisis desatada por las hipotecas de alto riesgo en Estados Unidos ('subprime') en el verano de 2007 que desembocó en la quiebra de Lehman Brothers en el otoño de 2008, se produjo una primera oleada de subida de los diferenciales -la distancia que separa el bono soberano del alemán, el de referencia en Europa-.

Así, los repuntes vividos en la primavera de 2009 estaban relacionados con la agudización de la crisis financiera y la recesión económica, a lo que hubo que sumar el empeoramiento de las posiciones fiscales.

Sin embargo, prosigue el estudio, las turbulencias de la deuda soberana vividos en mayo y junio de 2010 no tienen una explicación sencilla, ya que "no se produjeron cambios en las variables que normalmente influyen en las primas de riesgo soberano".

De este modo, el documento se refiere a un "componente no explicado de elevado tamaño", que podría atribuirse "con las cautelas necesarias" a un contagio de los problemas griegos.

Los fallos en la supervisión, los problemas fiscales y la necesidad de reformas estructurales son algunos de los factores que el informe señala que han influido en los elevados diferenciales, aunque matiza que hace falta "una mayor perspectiva" para valorar "en su justa medida estos episodios" y conocer sus consecuencias.

Las autoras del informe Ana del Río y Carmen Marín, del Servicio de Estudios del Banco de España-, se muestran convencidas de que en el futuro los mercados sabrán distinguir entre aquellos estados que han llevado a cabo las reformas necesarias en materia fiscal y económica.