Belén Wangüemert . Directora de Royal Caribbean en España

"Los pasajeros de cruceros han subido el 40% y los ingresos, menos del 20%"

La directiva de la empresa de cruceros reconoce que la industria ha sufrido tiempos difíciles, pero aun así se muestra optimista sobre la evolución del negocio en España.

El mercado de cruceros ha sido el único segmento turístico que sigue cosechando éxitos en España, quizá porque la situación de partida era muy baja. La máxima responsable de la naviera Royal Caribbean en España, firma que cerró 2009 con 60.000 pasajeros, avanza que ampliará el número de plazas disponibles en rutas que parten desde España en 2011 al incorporar a estos puertos los barcos Liberty of the Seas y Adventure of the Seas, con más plazas.

¿Cómo han evolucionado en España en 2010?

El volumen de pasajeros ha aumentado un 40%, pero los ingresos menos del 20%. Ha sido un año muy complicado, pero el balance es positivo. Crecer al mismo ritmo en volumen y en facturación, y más en el entorno económico en el que estamos, es complicado. Hemos hecho un esfuerzo en precios, pero no en todos los productos. Hemos hecho mayores sacrificios en los sitios donde teníamos más necesidad de plazas, como Málaga (que es de donde ha venido el grueso de nuestro crecimiento), pero con las salidas de Barcelona hemos tenido una facturación media más alta.

¿Añadirán nuevos puertos en España en la próxima temporada?

Empezamos operando en España desde Barcelona y éste ha sido nuestro puerto estrella. Hace dos años empezamos en Málaga con cruceros cortos, nos funcionó muy bien y lo ampliamos. Nos hemos dado cuenta de que en realidad cuanto más cerca tiene el pasajero el barco, mejores resultados tenemos. Vamos a hacer una prueba el año que viene y en el itinerario que se inicia en Málaga vamos a hacer una parada en Valencia. Las ventas para este destino están funcionando bien.

¿El gusto del pasajero por contratar el crucero en la medida que tiene cerca el acceso al puerto inicial se ha satisfecho en parte con un acuerdo con Renfe?

En Málaga hemos tenido una increíble acogida del mercado local que no esperábamos, porque parte de su estrategia era que había un mercado en el sur de España al que podíamos dar servicio, pero también abría la puerta al mercado de Madrid, que es el mercado en el que estamos intentando conseguir un crecimiento más alto.

¿Cómo evoluciona el número de pasajeros en Madrid?

En Madrid hemos doblado este año el volumen. Tenemos margen de crecimiento, porque hemos sido históricamente muy fuertes en Cataluña.

¿Qué previsiones tienen para 2011 desde el punto de vista económico?

Espero que el año que viene, a pesar de la situación económica, sea mejor. La perspectiva no es buena, el consumo está muy estancado, pero creo que sí hemos sido capaces como industria de capear el temporal. Lo bueno que la industria ha sacado de la crisis es que hemos sabido mejorar la relación calidad precio. Hemos sufrido en precios, que iremos recuperando poco a poco, pero creo que el consumidor tiene una gran percepción de que realmente un crucero es un producto que vale la pena, porque lo que te ofrece por lo que pagas está muy por encima de cualquier otra oferta vacacional.

¿El cliente español busca solo precio al contratar sus vacaciones?

Se fija sobre todo en la relación calidad precio. Quiere saber que lo que gaste le va a dar un buen retorno, que le va a sacar un partido a su dinero.

Barcos medianos en el Mediterráneo

La firma ha lanzado esta semana su último barco, gemelo del mayor del mundo y bautizado como Allure of the Seas. Ante la posibilidad de que un barco de estas dimensiones pudiera surcar algún el Mediterráneo (puede llevar hasta 5.400 pasajeros), Wangüemert asegura que todo es posible, pero matiza que hoy día en el Mediterráneo solo Barcelona tiene la infraestructura necesaria para acoger esa cantidad de turistas en un solo día.