Impulsar el sector exportador, clave

Gómez advierte de que el diálogo "no puede significar paralizar las reformas"

El ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, ha advertido de que el diálogo con empresarios y sindicatos en estos momentos "no puede significar paralizar el proceso de reformas" iniciadas por el Gobierno.

Asimismo, ha indicado que "el Gobierno es muy consciente de que en las circunstancias actuales es muy importante acelerar el ritmo de las reformas".

En declaraciones a los medios de comunicación en Zaragoza, Valeriano Gómez ha recordado que en los próximos meses se desarrollará un "calendario intenso" para profundizar en las reformas impulsadas por el Ejecutivo "como corresponde a una situación en la que el Gobierno, después de dos años continuados de diálogo, tiene que desarrollar la Ley".

En este sentido, y ante las criticas de los sindicatos que han convocado nuevas movilizaciones en el mes de diciembre, el titular de Trabajo ha señalado que el Gobierno "es partidario de negociar, pero en estos momentos dialogar no puede significar paralizar el proceso de reformas", ha recalcado.

Por tanto, el Ejecutivo "se plantea retomar el diálogo social, pero ahora el diálogo social tiene que tener mucho más ritmo que en el pasado y tenemos que emplear todo el tiempo del mundo en gobernar y menos tiempo en dialogar, aunque sin renunciar al diálogo", ha observado, para insistir en que "la velocidad" a la hora de aplicar las reformas "ahora tiene que ser mucho mayor que en el pasado".

A su parecer, tanto sindicatos como empresarios "siempre han estado dispuestos a colaborar en ese aspecto, más allá de su decisión final respecto de las medidas del Gobierno", si bien el Ejecutivo central "es muy consciente de que en las circunstancias actuales es muy importante acelerar el ritmo de las reformas".

De esta forma, en los próximos meses el Gobierno de España afrontará "retos" en política de empleo en el país, en política social y laboral. En materia de empleo, se debe "adaptar a la situación generada por la crisis y sobre todo desarrollar en toda su potencialidad la reforma laboral apoyada por el Parlamento".

Gómez ha explicado que, en primer lugar, "pondremos en marcha, y ya lo estamos haciendo en conversaciones con las Comunidades autónomas y los interlocutores sociales, un nuevo marco para la política activa de empleo, para que los desempleados puedan ver que sus servicios públicos de empleo, los que desarrollan las Comunidades, están más cerca de ellos y que tiene más capacidad de intermediación".

También "pondremos en marcha las reformas vinculadas al desarrollo de la negociación colectiva, al desarrollo del título tercero del Estatuto de los Trabajadores", ha apuntado. En este caso, se trata de una reforma "que está previsto abordar durante el mes de marzo y, mientras tanto, en el ámbito del Pacto de Toledo, durante el mes de diciembre el PSOE, y el Gobierno apoyando, tratará de conformar un conjunto de acuerdos que permitan con todo el arco parlamentario establecer las conclusiones de este pacto".

Antes de diciembre

Esas conclusiones "tienen que estar finalizadas antes de que termine el mes de diciembre", ha aseverado, al detallar que "nuestro objetivo es que, inmediatamente después y sin consumir el primer trimestre -de 2011-, el Gobierno inicie la negociación con los interlocutores sociales, con empresarios y sindicatos, de modo que el proyecto de Ley pueda estar en el parlamento antes de que termine el primer trimestre" del próximo año.

Este es el calendario para desarrollar la política laboral en los próximos meses, ha comentado Gómez, para exponer que "todavía durante el mes de junio el Gobierno intentará también remitir al Parlamento el último gran proyecto de Ley previsto por la reforma: el fondo de capitalización".

Este fondo financiará "una parte del coste del despido y dotará de mayor movilidad a los trabajadores a la hora de cambiar de empresa, con nuevos derechos que se generarían a lo largo de su vida laboral hasta que enlacen con la jubilación", ha precisado.

Reunión de Zapatero con empresarios

Respecto a la reunión que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, mantendrá este sábado con los principales empresarios del país, el ministro de Trabajo ha comentado que "va a plantearles la necesidad de incrementar su papel, su presencia en el mundo y en nuestro sector exportador".

A este respecto, Valeriano Gómez ha opinado que "el futuro del crecimiento económico en España pasa en este momento por el impulso de nuestro sector exportador", ya que se ha comportado bien en el periodo de auge económico, durante la crisis, dado que "no hemos perdido cuota de mercado e, incluso, la hemos ganado, pero tiene que comportarse todavía mejor en la recuperación" económica, ha concluido.

Valeriano Gómez ha participado esta tarde en la capital aragonesa en las III Jornadas de análisis, formación y política' organizadas por el PSOE-Zaragoza y la Fundación María Domínguez, entre otros. En el acto ha estado acompañado por el presidente de la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ) y secretario general del PSOE-Zaragoza, Javier Lambán, y el diputado Socialista por Zaragoza en el Congreso, Jesús Membrado.