El país luso, en la cuerda floja

Portugal niega estar presionado y rechaza recurrir a un rescate

El Gobierno de Portugal ha negado la información publicada por el Financial Times Deutschland acerca de las presiones que habría recibido por parte de la mayoría de los países de la eurozona y del propio Banco Central Europeo para que solicite su rescate financiero y alivie de este modo el riesgo de colapso de España.

Bandera de Portugal
Bandera de Portugal

"Este artículo periodístico es completamente falso, no tiene fundamento", dijo un portavoz del Gobierno luso. Lisboa se prepara para aprobar un presupuesto austero para 2011 que contempla duros recortes de gastos para protegerse contra la crisis de deuda en la eurozona.

De hecho, el primer ministro portugués, José Sócrates, ha negado en repetidas oportunidades que su país necesite un rescate. El Gobierno busca recortar su déficit al 4,6% del PIB el próximo año, desde el 7,3%este año.

Financial Times Deutschland ha publicado que una mayoría de países de la zona euro y el Banco Central Europeo presionan a Portugal para que siga el mismo camino que Grecia e Irlanda y solicite la ayuda de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional.

Economistas han dicho que Portugal posiblemente sea el próximo país de la eurozona en necesitar un rescate financiero, mientras lucha con una baja competitividad y un alto déficit presupuestario.

Alemania niega presiones a Portugal

Por otro lado, desde el Ministerio alemán de Finanzas se ha salido también al cruce de la información publicada por Financial Times Deutschland para negar la existencia de presiones sobre Portugal para que active el mecanismo de rescate.

La información publicada por el diario germano citaba los comentarios a este respecto de una fuente anónima del Ministerio alemán de Finanzas sobre la oportunidad de que Portugal pidiera el rescate para aliviar así a España.

Un portavoz del Ministerio de Finanzas afirmó que esa no es la opinión de Alemania y que Portugal no está siendo presionado. "Ejercer presión no es un mecanismo contemplado por el escudo de rescate del euro", precisó el portavoz.