Cifras revisadas

El PIB de EE UU creció un 2,5% en el tercer trimestre

EE UU creció a un ritmo del 2,5% en el tercer trimestre, según las cifras revisadas que acaba de presentar el departamento de Comercio y que muestran una mayor fortaleza de la economía de lo que se estimó en un inicio cuando se calculó que el avance era del 2%. El avance del PIB está ligeramente en la línea prevista por los analistas. En el segundo trimestre el crecimiento fue del 1,7%.

Los datos oficiales registran un mayor consumo que ha crecido un 2,8% frente al 2,2% del segundo trimestre, una mejora de las inversiones empresariales en equipos y una "fuerte desaceleración en el crecimiento de las importaciones". La producción de vehículos, que parece que va dejando atrás los momentos más oscuros de la historia industrial en este sector ha añadido algo más de medio punto porcentual en el tercer trimestre.

En el capítulo del comercio exterior, el incremento de las exportaciones ha estado por debajo del segundo trimestre pero las importaciones, que también han crecido lo han hecho en mucha menor medida que entre abril y junio.

En materia de precios, la inflación subyacente de la que se eliminan los costes de energía y alimentos, se mantiene en el 0,8% y los beneficios de las empresas crecieron un 2,8% hasta 1,66 billones de dólares anualizados. En lo que va de año los resultados de las empresas han mejorado un 27,8%.

Pese a la batería de buenas noticias en este sentido, el crecimiento no es suficiente para empezar a dar la vuelta a las estadísticas del paro que es la prioridad económica en un país que lleva meses con la tasa por encima del 9,5%, un porcentaje con el que se puede inaugurar la estadística de 2011 y que ha llevado a la Reserva Federal a activar una segunda ronda de política monetaria cuantitativa. Actualmente el paro está en el 9,6% pese a que se detecta una tímida e insuficiente reactivación en el sector privado. Con todo, se espera que en este último trimestre del año el consumo, que supone el 70% de la economía, no decaiga. Es la época de mayores compras y las tiendas están acumulando inventarios.