Cuenta con una economía más diversificada

Salgado reitera: España no necesita rescate porque cumple el plan de ajustes

La vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado, descartó hoy que España vaya a necesitar un rescate financiero de la UE, como le ha ocurrido a Irlanda, porque está cumpliendo "al pie de la letra" con su plan de ajustes y cuenta con una economía más diversificada que otros países.

En una entrevista en RNE, Salgado subrayó que España está abordando en estos momentos un proceso de reformas estructurales "importante" y añadió que el sistema financiero español es mucho más sólido que el de Irlanda, tal y como lo han demostrado los resultados de los test de estrés al sector.

Recordó que España diseñó un fondo que pudiera ayudar en las fusiones de las cajas de ahorros (FROB o Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria), del que sólo ha sido necesario utilizar 11.000 millones de euros, un importe que tendrán que devolver las cajas de ahorros y que no ha tenido ni va a tener repercusión sobre los Presupuestos Generales del Estado.

La vicepresidenta segunda del Gobierno agregó que lo que más diferencia a España de Irlanda es la situación del sector financiero y la deuda pública, que sigue estando veinte puntos por debajo de la media europea, lo que permite afrontar el futuro "con toda la tranquilidad".

En su opinión, la ayuda europea a Irlanda, cuya aportación española se hará mediante avales, va a garantizar además la estabilidad del euro.

Añadió que aunque los mercados financieros son imprevisibles, y por tanto no se puede hacer mucho caso de las subidas y bajadas bursátiles, hay que mirar a medio plazo y pensar que los fundamentos de la economía española son "muy sólidos y capaces para calmar a los mercados".

En este sentido, explicó que lo más importante es que Irlanda y el resto de los países cumplan con sus compromisos y adopten las medidas necesarias, al igual que España está cumpliendo con sus compromisos y cuyos resultados son ya tangibles.

La ministra de Economía reiteró que España no necesitará más medidas de ajuste adicionales a las que ya "están sobre la mesa", de las que dijo que serán suficientes para cumplir el objetivo de reducción del déficit al 6% del Producto Interior Bruto (PIB) en 2011 y al 3% en 2013.