Secretos de despacho

El santuario de Yahoo

Roberto Campo usa su espacio de trabajo para pensar y tratar temas confidenciales.

Roberto Campo, director general de Yahoo España
Roberto Campo, director general de Yahoo España

El despacho del director general de Yahoo España, Roberto Campo, es un pequeño santuario desde el que atiende los asuntos, que califica como "santos", esto es, confidenciales. "Mi formación no es completa porque desconozco muchos temas, como son los legales, y necesito estar arropado por buenos profesionales". Por tanto, asegura, su relación con el equipo es casi, casi religiosa. "Soy una persona bastante inquieta, que necesita moverse, estar en la calle con los clientes y en la oficina con los empleados, con los que me encanta hablar". Dicho esto, aclara que huye del aislamiento, necesita el roce de la gente. "Este negocio, como cualquier otro, requiere de relaciones. Al menos una hora al día la paso viendo a los compañeros, paseo mucho por la oficina". El lugar está decorado con el color corporativo de la compañía, el tono morado, que aviva y anima a trabajar.

El despacho de Campo, de 44 años, belga de nacimiento, aunque de raíces castellanas, ocupa un rincón de la espaciosa estancia y destaca por unos amplios ventanales, desde los que se divisa la silueta de algunos de los edificios empresariales más emblemáticos de Madrid. Campo señala que para lo que utiliza el despacho es para reflexionar. "Hay que recuperar el hábito de pensar, eso te permite tomar las decisiones con calma. No me acuesto estresado nunca, porque soy una persona poco competitiva, contrato a gente que es mejor que yo". Está tranquilo porque esta crisis, asegura, no ha afectado directamente a las empresas de internet, pero sí han tenido que ajustar sus planes de gestión para, al igual que sus clientes, conseguir más con menos, o más con lo mismo. En Yahoo contratan a profesionales. En los dos últimos años se han incorporado una docena de personas a la plantilla de Madrid; en Barcelona se ha creado una unidad de negocio que ofrece servicio a Europa con la incorporación de 60 personas.

Campo pasó una década en Antena 3, como director de soluciones especiales en el departamento comercial. Su pasión por la música le llevó a Universal Music, donde ocupó el cargo de director de marketing estratégico. De ahí, en 2004, saltó a Microsoft. En 2006 entró en Yahoo, "esta locura de internet con cada vez más competidores". Asegura que está dándole la vuelta a las necesidades de los clientes, a partir de presupuestos modestos.

"Soy el jefe de la orquesta, dirijo las voluntades de la gente, y hay que intentar que sea feliz"

Cree que lo que ha aportado realmente a Yahoo, que cuenta con 600 millones de usuarios en todo el mundo, a los que hay que fidelizar, es haber montado un equipo comercial con sentido común. "Soy el jefe de la orquesta, dirijo las voluntades de la gente, y hay que intentar que los empleados sean felices, porque si no están contentos con lo que hacen es un problema. Es importante cuidar el lado humano además de los números". Opina que lo importante es encontrar el equilibrio.

Campo es partidario de horarios a la carta, esto significa que a él no le gusta perder hora y media en el atasco de las mañanas, y prefiere incorporarse un poco más tarde, una vez que ha despachado desde su casa los asuntos urgentes mientras disfruta el primer café del día. "Todos los empleados están equipados con ordenador y teléfono móvil, tienen flexibilidad, no somos nada controladores".

Atiende una media de 250 correos electrónicos al día, que gestiona personalmente porque si de algo carece es de secretaria personal. "Hay una persona que se ocupa de estas funciones pero es para todo el departamento". Al final, reconoce abiertamente que acaba esclavizado de sus por sus propias herramientas, "pero facilitan enormemente el trabajo".

Sobre el futuro de Yahoo, que tiene presencia en 40 países, asegura que es cambiante, "porque cada tres meses hay novedades de equipos y de departamentos que se transforman, en función también de la expansión geográfica y de las nuevas adquisiciones". Asegura que en los últimos tres lustros no han dejado de crecer y que seguirán en esa línea en los próximos años, además de seguir estableciendo alianzas con otros socios, como el acordado hace un año con Microsoft para unir, durante 10 años, sus sistemas de búsqueda y de publicidad.

Unas flores por su cumpleaños

En su entorno laboral no hay cabida para detalles personales. Solo tiene algún objeto recibido como regalo de algún amigo invisible de la empresa, una celebración que suelen festejar en Yahoo con motivo de las fiestas navideñas. En concreto guarda un sombrero y unas esposas, un kit de Indiana Jones.

Sobre la mesa tiene una bonita orquídea que le regalaron los empleados recientemente por su cumpleaños.

Es maniático del orden, y necesita que todo esté en su sitio. Viaja con bastante frecuencia y suele anotar en papel, otra herramienta que valora porque le sirve como punto de reflexión, todo lo que acontece en las reuniones de trabajo.

Cree que aplica un estilo de dirección basado en el sentido común, un principio por el que se ha regido toda su vida profesional. "Nunca trabajaría para una empresa que me hiciera ir en contra de ello", asegura.

Le gusta jugar al pádel, ocasionalmente juega al tenis, y es un apasionado de los coches Mini.