En el Estatuto Básico del Empleado Público

UGT y CC OO recuerdan que ya existe una norma que evalúa a los funcionarios

Los sindicatos CC OO y UGT recordaron hoy que ya existe una norma que vincula los salarios de los funcionarios a su productividad y denunciaron que el Gobierno no la aplica por "falta de interés" dado que supondría un incremento del gasto público.

Después de que el vicepresidente tercero del Gobierno, Manuel Chaves, anunciara que el Ejecutivo estudia ligar parte de las retribuciones de los funcionarios a su productividad, CC OO y UGT pidieron que se ponga en práctica lo estipulado en el Estatuto Básico del Empleado Público (EBEP) que fue aprobado en 2007 y que ya recoge esa medida.

Dicho estatuto establece la figura de la "evaluación al desempeño" de los funcionarios públicos y vincula sus retribuciones complementarias a factores como el grado de interés, el rendimiento, la iniciativa o el esfuerzo con el que desempeña su trabajo.

Las centrales sindicales mayoritarias lamentaron que después de tres años de su entrada en vigor la norma no se haya desarrollado en el ámbito estatal aunque indicaron que sí se ha desarrollado en algunas comunidades autónomas y, sobre todo, en algunas administraciones como la Agencia Tributaria o la Tesorería General de la Seguridad Social.

Esto es así, explicó el secretario de organización de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CC OO, Miguel Segarra, porque estas agencias son las que más interesan al Ejecutivo porque "recaudan".

Al respecto, el secretario general de la Federación de los Servicios Públicos de UGT, Julio Lacuerda, apuntó a Efe que las declaraciones de Chaves provocan "más confusión y expectativas falsas" a los funcionarios porque se desconoce si lo que quiere el Gobierno es rebajar sus salarios o desarrollar su estatuto.

Por eso, exigió una mayor "concreción y transparencia" cada vez que el Ejecutivo anuncie que estudia una medida.

En cualquier caso, consideró que lo más probable es que las declaraciones de Chaves sean una "cortina de humo" que se quedará en nada, algo que lamentó más que agradeció.

Por otra parte, Segarra recordó que esta medida saltó a la actualidad cuando el presidente del Instituto de la Empresa Familiar (IEF), Isak Andic, pidió que aplique a los nuevos funcionarios una retribución variable y una estabilidad en los puestos de trabajo similar a la de la empresa privada.