El país cuenta con financiación

Irlanda desmiente los contactos con la UE para articular un rescate

El Gobierno irlandés ha desmentido que haya conversaciones secretas con las autoridades de la Unión Europea para emprender un hipotético rescate financiero del país. Por su parte, varios medios -entre ellos, The Wall Street Journal- aseguran que algunos funcionarios europeos estarían presionando a Dublín para que acuda al Fondo de la UE con el objeto de tranquilizar a los mercados.

El ministro irlandés de Empresas, Comercio e Innovación, Batt O'Keeffe, manifestó hoy en declaraciones a la cadena de radiotelevisión RTE que el caso de Irlanda no se puede comparar con el de Grecia, porque su país tiene aseguradas las cuentas financieras hasta julio de 2011 y dispone de un fondo de reserva de 25.000 millones de euros.

"Desde luego que no estamos mirando a Europa", dijo O'Keeffe, que aseguró que el Gobierno no ha tratado recurrir el Fondo de Estabilidad Financiero como peor escenario posible.

Al igual que hicieron en los últimos días el primer ministro irlandés, Brian Cowen, y el ministro de Finanzas, Brian Lenihan, O'Keeffee declaró que no ha habido presiones de los socios europeos para solicitar un plan de rescate cifrado en 80.000 millones de euros.

"No estoy al tanto de ninguna manera de que haya movimientos por parte de Europa. Sólo puedo reiterar lo que se ha dicho este fin de semana por parte del comisario (europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli) Rehn y por el presidente del FMI (Dominique Strauss-Kahn) de que podemos operar con éxito", indicó.

"Como país -agregó- debemos inspirar confianza, tenemos que ser un pueblo, un Gobierno y una oposición que demuestre claramente que Irlanda puede mantenerse en pie por si misma y que está decidida a salir de las dificultades financieras en las que estamos".

Las declaraciones de O'Keeffe se producen un día después de que varios medios de comunicación en Irlanda y en el vecino Reino Unido aseguraran que Dublín mantiene conversaciones preliminares con la UE ante la perspectiva de un plan de rescate financiero del país.

La cadena británica BBC informó de que la cuestión ahora no es si Dublín solicitará formalmente la ayuda del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera sino cuándo lo hará y de que la cifra que se baraja está entre los 60.000 y los 80.000 millones de euros.

La información de la BBC coincide con la difundida por el diario irlandés The Irish Times, que matizó que altos funcionarios del país han mantenido "conversaciones de contenido técnico" sobre el procedimiento a seguir en el caso de que produzca la solicitud de ayuda del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera.

Según este diario, esas conversaciones se producen en el marco de los contactos informales entre Bruselas, Berlín y otras capitales para evaluar su disposición a activar el fondo de rescate.

Otras informaciones difundidas por medios británicos señalaron en las últimas horas que esas conversaciones están muy adelantadas y que es muy probable que Irlanda reciba la ayuda, seis meses después de que Grecia recibiera un paquete de 110.000 millones de euros.

La presión en los bonos soberanos irlandeses se suavizó el viernes, después de que Francia, Alemania, Italia, España y el Reino Unido, emitieran un comunicado afirmando que los titulares actuales de la deuda en euros no se verían afectados negativamente si la UE aplica un mecanismo que permita a los países reestructurar su deuda.

Lenihan dijo tras esa declaración que queda claro que "cualquier posible implicación del sector privado en ese mecanismo no es aplicable a la deuda pendiente ni a cualquier fondo vigente".

"Cualquier nuevo mecanismo solamente entraría en vigor en la segunda mitad de 2013. Por lo tanto, esto no tendría ningún impacto sobre el marco actual", agregó Lenihan.