Luis Eduardo Aute. Cantante y escritor

"El Tea Party demuestra el derrumbe del capitalismo"

42 años y 32 álbumes después, Aute mantiene la inquietud creativa y el compromiso social en su nuevo trabajo, Intemperie, título con el que quiere definir la situación de cada persona ante la crisis actual.

"El Tea Party demuestra el derrumbe del capitalismo"
"El Tea Party demuestra el derrumbe del capitalismo"

Las casualidades de la distribución han hecho que el nuevo disco se publique a la vez, el próximo martes, que su nuevo libros de poemas, No hay quinto animaLo (Siruela). Dos plasmaciones de la continua creatividad de Luis Eduardo Aute, aunque sin relación temática entre ambas.

¿Se siente un privilegiado al disfrutar de esta libertad creativa en distintos ámbitos?

De cuando en cuando me doy cuenta de que, efectivamente, he conseguido quedarme un poco al margen. Parece que los creadores artísticos no tienen otra obsesión que tener la antena puesta en lo que puede demandar el mercado... Eso es algo que no entiendo, que no puedo disfrutar. Comprendo el llevar a cabo encargos concretos, como un oficio, puesto que así se crearon muchas obras maestras. Pero el mercado, así, en abstracto... Voy haciendo lo que me apetece, y mi única ambición es que se venda tanto como para que se publique lo siguiente que se me ocurra preparar. No me ha ido mal así, aunque lo último que hubiera pensado hace 40 años es que me ganaría la vida subiéndome a un escenario...

¿Cómo nació el proyecto de este disco, esa idea de una sociedad sin un techo del que guarecerse ante la situación?

Mi método de trabajo es acumular notas sueltas, canciones, aunque finalmente todo cobra forma cuando tengo un título, un núcleo medular que les da sentido. En esta ocasión, fue en un paseo cuando percibí la similitud entre la sensación de indefensión ante la naturaleza y la que vivimos todos frente a este nuevo mundo actual.

¿Cómo interpreta lo que está ocurriendo en la sociedad?

Creo que es un error considerar que se trata sólo de una crisis económica. Es total, en cualquier ámbito, incluso en las relaciones de familia o pareja. Es el final de la Edad Contemporánea, que comenzó con la Revolución Francesa. En concreto, el sistema capitalista no de más de sí, toca fondo. El Tea Party es la muestra de ello, ya que se trata de una caricatura del capitalismo, una manifestación terminal. En una de las canciones digo que el final del siglo XX vio el cierre del socialismo real, y el comienzo del XXI nos va a traer el fin del capitalismo irreal que nos han querido vender.

¿Qué razones cree que hay para esa caída?

No se debió permitir que la economía terminara por dirigir la política, que los Gobiernos acabaran con las manos atadas. Lo único que proponen son parches para que el barco no se hunda.

¿Dónde pone su esperanza?

No en España, desde luego, que está en fase de degradación en todos los ámbitos: en el cultural, también en el económico con una terrible falta de emprendedores... Quizá en América Latina, con Brasil como piloto, con algunos proyectos interesantes, no siempre los más radicales. Tienen materias primas, tienen un idioma en común que les ayuda, y pueden desarrollar una economía real, no la que ha fracasado basándose en la especulación financiera.

Un proyecto poético singular

No hay quinto animaLo es, en efecto, el quinto libro de Luis Eduardo Aute en un género singular, de creación propia, en el que mezcla poesía, ilustraciones y unas gotas del ingenio de Gómez de la Serna para crear sus greguerías. "Los llamo poemigas, son como miguitas poéticas que voy recogiendo, y que confío que le sean útiles a alguien", explica.

Esa condición interdisciplinaria de este trabajo, buen reflejo de la actividad multifacética del autor, curiosamente no ha motivado a Aute a estar activo en internet, el campo en el que hoy por hoy se mueven con más facilidad ese tipo de creaciones difíciles de etiquetar. "Lo usan todos a mi alrededor, pero yo me defino como analógico... Le cogí miedo al ordenador cuando, en una ocasión, transcribí un trabajo y fui tirando las hojas en que lo tenía; hice no sé qué, lo perdí, y no he vuelto a tocar el bicho". Las nuevas tecnologías, en general, cree que "suponen una nueva clase de ansiedad, aunque pueden ser útiles para toda esa gente que está sola hoy en día".

En otros aspectos también parece que Aute se ha ido actualizando, poco a poco, con cierta renuencia poética. Por ejemplo, sus críticas a la sociedad actual no suponen una añoranza incondicional del izquierdismo utópico: "Comenzaron como utopías, y ya vimos cómo han terminado. Aunque el capitalismo será juzgado en los mismos términos por la historia".