Cierre de sesión

China asusta a Wall Street

Ni siquiera un incremento en la confianza de los consumidores estadounidenses -única referencia del día en el apartado macro- pudo atemperar el desasosiego de los inversores ante el runrún de la guerra de divisas y la falta de contundencia para atajarla con la que ha concluido la reunión del G-20. El Dow Jones cierra la semana cediendo un 2,20%. Asimismo, el S&P 500 cae en este periodo un 2,17% y el tecnológico Nasdaq retrocede un 2,36% en los cinco días.

El parqué neoyorquino no fue capaz este viernes de revertir los recortes de ayer y acabó a la baja una sesión marcada por las ventas ya desde la apertura. Al término, el Dow Jones apuntaba una rebaja del 0,80% (11.192 puntos), mientras el S&P 500 perdió un 1,18% (1.199 enteros) y el Nasdaq, un 1,46% (2.518 puntos).

La única referencia de la jornada, el índice de confianza elaborado por la Universidad de Michigan no tuvo apenas repercusión. Pese a que el resultado correspondiente a noviembre arrojaba una evidente mejoría respecto al mes anterior -69,3 puntos frente a 67,7- y rebasaba también las expectativas de los analistas, el dato no sirvió como excusa para atraer las compras.

Sobre ello, prevalecía la cumbre de las veinte mayores economías del mundo. Cercar la guerra de divisas era uno de los objetivos de los presidentes y ministros que concurrieron en Seúl hasta este viernes. El evento concluía con un llamamiento para que los países "se abstengan" de hacer devaluaciones competitivas, lo que para muchos expertos es un tibio apercibimiento. China evitaba así que la declaración incluyera una alusión explícita al freno del yuan.

DOW JONES 21.053,81 -1,68%

Aunque el G-20 ha establecido un plan de medidas a llevar a cabo en los próximos meses para alcanzar un "crecimiento sostenido y equilibrado", China escapa airosa ya que el documento no obliga al gigante asiático a revalorizar su moneda, tal como proponía Estados Unidos.

La Bolsa de Shanghái cayó asimismo un 5,16%, su mayor caída en 14 meses. El resto de mercados bursátiles de Asia cerraron también a la baja.

La inquietud generada alrededor de la reunión del G-20, con la deuda de las economías periféricas en Europa como elemento añadido, condujo a Wall Street a extender la pendiente descendente que ya arrancara ayer.

Empresas: vencedores y vencidos

Los resultados empresariales persisten en su goteo. En este plano, subrayar los rendimientos de Walt Disney, que presentó sus cuentas ayer al cierre del mercado. La compañía de entretenimiento obtuvo un beneficio neto durante su ejercicio fiscal 2010 (que acabó el 2 de octubre) de 3.963 millones de dólares, lo que representa un incremento del 19,83% respecto al de 2009. Las acciones de Walt Disney suben un 5,07%.

Por otra parte, Intel ha anunciado hoy que elevará un 15% su dividendo trimestral, hasta los 18 céntimos por acción. Con esta subida el dividendo anual ascenderá a 72 céntimos por acción. Los títulos de la tecnológica se revalorizan un 1,51%.

Estas dos compañías, junto con Kraft (+0,53%), fueron los tres mejores valores dentro del selectivo Dow Jones. Y con Coca Cola (+0,19%), las únicas que escaparon de los números rojos.

Por el contrario, Boeing perdió un 3,49% convirtiéndose en el peor del día. Alcoa (-2,32%) y Hewlett-Packard (-2,06%) cerraron el grupo de cola.

En relación a las materias primas, el barril de crudo de Texas bajó el 3,33% y cerró a 84,88 dólares el barril.