Tendrán mayores exigencias de supervisión

Los grandes bancos internacionales deberán tener más capital

El Consejo de Estabilidad Financiera (FSB) será el encargado de identificar los grandes bancos internacionales con posibilidades de generar un riesgo sistémico, a los que se someterá a mayores exigencias de capital y de supervisión, según acordaron los líderes mundiales reunidos en torno al G-20 en Seúl.

Esta tarea, según explicó el director del FSB, el italiano Mario Draghi -que celebró la decisión adoptada del G20-, comenzará con la identificación de estos grandes bancos internacionales, que en una primera fase podrían ser una veintena.

Draghi señaló que las llamadas "instituciones financieras sistémicamente importantes" (SIFI, en sus siglas en inglés), que por su importancia en el sistema financiero se someterán a mayores requisitos de capital, se clasificarán en diferentes categorías en base a indicadores cualitativos y cuantitativos.

El director del FSB anunció que a mediados de 2011 se determinarán cuáles pueden considerarse SIFI globales, que deberán someterse a mayor supervisión y podrían tener que hacer frente a más estrictos requisitos de liquidez que los ya acordados por el Comité de Supervisión Bancaria de Basilea en septiembre.

BBVA 5,68 1,09%
SANTANDER 3,20 2,10%

Esta afirmación se produce después de que esta semana el diario económico Financial Times publicara un listado de SIFI globales, que incluía al Banco Santander y al BBVA , y asegurara que los grandes bancos asiáticos no entrarían en esta clasificación pese a su tamaño por operar a nivel nacional, lo que hizo temer por la marcha de grandes bancos internacionales.

Algunos banqueros temen las repercusiones de estas medidas, que para Draghi están justificadas, dado que "la sociedad no aceptaría que se gaste dinero público en un nuevo rescate de bancos".

El italiano eludió repetidas veces hablar de la publicación de listados de bancos u otras instituciones financieras por su importancia en el sistema, aunque reconoció que en una primera fase las llamadas SIFI globales se limitarán a la veintena.

"Se tendrá en cuenta el grado de interconectividad y tamaño de su activos. Creo que no es difícil dar con cuáles serán (la veintena de SIFI globales)", indicó.

Para finales de 2012, la institución comenzará a implementar sus medidas, que incluyen un marco supervisor más estricto y coordinado a nivel internacional para evitar los riesgos asociados a las llamadas instituciones financieras "demasiado grandes para fallar".

Dragui recordó que este marco regulador acordado hoy por los miembros del G-20 contará con la colaboración de supervisores financieros nacionales, el Comité de Basilea y el Fondo Monetario Internacional (FMI) y será aplicable también a SIFI nacionales, tales como los grandes bancos asiáticos.