Negociación colectiva

El Gobierno reformará los convenios si no hay acuerdo social antes del 15 de marzo

El ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, advirtió ayer a sindicatos y empresarios de que si no logran un acuerdo antes del 15 de marzo para reformar la negociación colectiva, el Gobierno remitirá un proyecto de ley al Parlamento.

Gómez, en declaraciones a la Cadena SER recogidas por Europa Press, explicó que el Ejecutivo prefiere que la reforma de convenios sea fruto de un acuerdo entre sindicatos y patronal, como ya ocurrió en el pasado, al tiempo que reconoció que el proceso electoral en la CEOE "complica un poco" esta negociación. "Pero no es un obstáculo insalvable", dijo.

Respecto a la reforma de las políticas activas de empleo, Gómez insistió en que el objetivo del Gobierno es que las oficinas públicas puedan prestar servicios personalizados a los desempleados, pero también a las empresas para facilitarles mano de obra cualificada. El ministro reiteró que el Ejecutivo no se plantea recortar las prestaciones por desempleo porque "no es el momento" ni tampoco es que el problema actual sea el de que la gente no quiere trabajar, sino todo lo contrario.

Gómez aseguró que la prestación por desempleo media es de 900 euros mensuales y el subsidio, de unos 500 euros, y señaló que "no se puede pensar" que los desempleados puedan preferir cobrar la prestación a trabajar. Además, indicó que el importe de las prestaciones por desempleo en España está suficientemente distanciado del salario medio, de manera que no se desincentiva el trabajo frente a estar en paro. Acerca de la ayuda extraordinaria de 426 euros para parados sin ingresos, el ministro señaló que "se está creando una polémica artificial" en torno a esta prestación y reiteró que, llegado el momento de decidir su prórroga, el Gobierno estudiará cómo ha funcionado y si hay presupuesto para mantenerla.

En todo caso, Gómez subrayó que el objetivo no puede ser mantener esta prestación indefinidamente y se mostró a favor de estudiar, en la reforma de las políticas activas, un programa nuevo que combine formación, recualificación y reinserción laboral.