Borrador de la Comisión Presidencial

La solución a la deuda de EE UU: recortes de gastos, impuestos y pensiones

La Comisión Presidencial para estudiar cómo reducir el déficit de EE UU ya tiene un borrador sobre el resultado de su trabajo y la medicina que receta a EE UU no es sorprendente pero si dura. Fuertes recortes de gastos, reestructuración del código tributario para rebajar tipos impositivos y eliminar deducciones (como la de los intereses de la hipoteca) e importantes cambios en las pensiones y control de gastos en el Medicare (sanidad para mayores de 65 años sufragada por el Estado).

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama

La Comisión, formada el pasado mes de febrero y compuesta por 18 personas de todas las sensibilidades políticas, tiene que votar estas propuestas y presentarlas a Barack Obama y el Congreso el 1 de diciembre. Se pide una mayoría cualificada, 14 de sus miembros, para que las recomendaciones se voten por la Cámara.

Es poco probable que se consiga esta mayoría porque el borrador incluye recomendaciones que son muy duras para reducir el défici t, algo que está por detrás de la salida de la crisis en la lista de prioridades de la Casa Blanca. La primera de estas recomendaciones es una reducción del gasto público que no debe detenerse, más bien al contrario, en el siempre mimado departamento de Defensa a partir de 2012. Las discutidas subvenciones a la agricultura americana serían historia pero también se rebajaría mucho la ayuda exterior del país. En caso de que no haya mayoría el trabajo de la Comisión se quedaría como una guía de trabajo.

En cuanto a los impuestos, se sugiere bajar los tipos en el impuesto sobre la renta para que el gravamen máximo a las familias con ingresos bajos pase del 10% al 8% y del 35% al 23% en los casos de rentas altas. Los impuestos de sociedades pasarían del 35% al 26%. La rebaja, no obstante depende de que las deducciones que se eliminen de un Código mucho más sencillo que el actual. La Comisión Presidencial cree que hay que eliminar por ejemplo las deducciones por los intereses de la hipoteca ni las contribuciones a los planes de sanidad por parte de las empresas serían materia de deducción.

En cuanto a las pensiones, estas se reducirían para los futuros pensionistas de rentas medias, no se actualizarían necesariamente al aumento del coste de la vida y las retenciones para sufragarlas se elevarían para asegurar la solvencia del sistema.

Los cambios permitirían rebajar casi 4 billones de dólares de déficit hasta el año 2020.

La comisión, que está presidida por Erskine Bowles, ex jefe de gabinete Bill Clinton y Alan Simpson, un ex senador republicano por Wyoming, han presentado el borrador al resto de la comisión (nueve demócratas y siete republicanos) en la mañana del miércoles y se iba a publicar a lo largo del día. El primer borrador lo obtuvieron The New York Times y The Washington Post.