Comprará bonos a largo plazo del Tesoro

La Fed inyectará 76.200 millones en la economía estadounidense en diciembre

La Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos destinará el próximo mes 105.000 millones de dólares (76.200 millones de euros) a la compra de bonos a largo plazo del Tesoro estadounidense en la primera operación que realiza tras la aprobación hace una semana de un plan de recompra de bonos por importe de 600.000 millones de dólares (435.000 millones de euros), según anunció la Reserva Federal de Nueva York en un comunicado.

La institución precisa que, de esta cantidad, 75.000 millones de dólares (54.400 millones de euros) corresponde a ese plan de recompra de bonos aprobado en la última reunión del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) de la Fed y con el que pretende fomentar la recuperación de la economía estadounidense.

Por su parte, los 30.000 millones de dólares (21.800 millones de euros) restantes obedecen al compromiso de reinvertir los intereses de los bonos ya adquiridos por la Fed, y que espera recibir entre mediados de noviembre y mediados de diciembre.

En concreto, la Fed de Nueva York llevará a cabo 18 operaciones entre el 12 de noviembre y el 9 de diciembre por valores que estima vayan desde los 1.000 millones de dólares (725 millones de euros) hasta los 9.000 millones de dólares (6.500 millones de euros).

La Reserva Federal de Nueva York también explica que dará a conocer los precios pagados por los bonos correspondientes a estas operaciones el próximo 10 de diciembre, cuando también dará detalles de la previsión de compra para próximas semanas.

El FOMC de la Reserva Federal de Estados Unidos anunció el pasado 3 de noviembre la puesta en marcha de este nuevo programa de recompra de bonos a largo plazo del Tesoro, y cuyo ritmo y tamaño total será revisado "con regularidad" en función de la información que vaya surgiendo y según sea necesario para fomentar de la mejor manera posible "el máximo empleo posible y la estabilidad de los precios".

Además, la Reserva Federal de Nueva York informó el mismo día de que con la reinversión de los intereses de los bonos ya adquiridos la cuantía final ascendería hasta un margen de entre 850.000 y 900.000 millones de dólares (entre 617.000 y 653.000 millones de euros).