No se interrumpirá la actividad

Cinco soceidades de Sánche-Ramade declaradas en concurso de acreedores

El Juzgado Mercantil de Córdoba número nueve ha resuelto, con fecha del pasado 4 de noviembre, cinco autos declarando los concursos de acreedores voluntarios, es decir, a instancias de las propias empresas, referidos a cinco sociedades constructoras e inmobiliarias del Grupo Sánchez-Ramade.

Según han informado a Europa Press fuentes judiciales, los concursos están referidos a las sociedades Noriega Edificación y Obra Civil S.L., Noriega S.L., Noriega de Arrendamientos S.L., Andaluza de Gestión de Arrendamientos S.L. y Colombina de Arrendamientos Urbanos S.L.

Las sociedades ahora en proceso concursal conservan las facultades de administración y de disposición de su patrimonio, pero sometidas a la intervención de la administración concursal, según determina el artículo 40 de la Ley Concursal.

De igual forma y según se recuerda en los citados autos judiciales, la declaración de concurso de acreedores no interrumpirá la continuación de la actividad empresarial de las sociedades, tal y como se recoge en el artículo 44 de la Ley Concursal.

Desde este momento, los acreedores de las sociedades en concurso deben poner en conocimiento de la administración concursal la existencia de sus créditos (no cobrados) en el plazo de un mes a partir de la publicación de la declaración del concurso en el Boletín Oficial del Estado

Los administradores concursales designados son Edorta Etxarandio herrera, Francisco Moreno Córdoba y Juan Miguel Peralta Lechuga (abogados), Severino Bonmati de Vicente, José María de la Cruz Bertolo y José Rafael Sánchez Medina (economistas) y la entidad acreedora F. Cortés Aluminio y Pvc, S.L.