La banca modera su ajuste de oficinas y plantilla

La Caixa, Bankinter, Sabadell y BBVA crean 750 empleos en un año

Han pasado ya dos años desde que el sector bancario español iniciara su ajuste para hacer frente a la crisis financiera y una parte importante del trabajo está hecho. Algunas entidades incluso han comenzado a aumentar el número de empleados. BBVA, Sabadell, Bankinter y La Caixa han incrementado su plantilla en España en 750 personas.

Aún queda mucho por hacer y así lo ha recordado el Banco de España recientemente, fundamentalmente a las cajas de ahorros españolas. La crisis financiera ha obligado a un sector financiero fuertemente sobredimensionado a enfrentarse a una importante reestructuración. Y este ha respondido.

Los resultados trimestrales de algunas entidades dejan entrever ya la luz al final del túnel. Lejos de continuar recortando el número de trabajadores que conforman su plantilla, han realizado nuevas contrataciones. BBVA, La Caixa, Bankinter y Sabadell han aumentado su personal en España en más de 750 personas.

A pesar de estas llamativas y esperanzadoras cifras, todas las entidades financieras españolas han tenido que continuar, a lo largo de 2010, su proceso de ajuste que se inició hace ya dos años. No obstante, los números parecen ser cada vez menos agresivos.

Según los datos aportados por estas firmas correspondientes al cierre del tercer trimestre de este ejercicio y comparados con el mismo periodo de 2009, los principales bancos y cajas de ahorros del país han clausurado en un año unas 677 oficinas y han reducido su plantilla en unas 1.579 personas (datos de 21 de las principales firmas bancarias).

Así, el ajuste que están llevando a cabo las entidades españolas parece estar moderando su ritmo, siendo el pasado ejercicio el año en el que se realizaron los cierres y recortes más importantes.

Respecto a la plantilla de las entidades, y según datos del supervisor financiero, en 2009 los bancos redujeron el número de empleados en 5.125 personas -hasta los 110.004 trabajadores-. Las cajas de ahorros eliminaron 2.446 puestos de trabajo hasta las 132.340 personas.

En cuanto a la clausura de oficinas, las cajas adelantaron a los bancos durante el ejercicio anterior. En 2009 estas entidades cerraron un total de 783 sucursales frente a las 740 que clausuraron los bancos.

2011 complicado

El entorno económico y financiero de cara al próximo ejercicio se presenta complicado para el sector bancario. Así lo han manifestado los primeros ejecutivos de las principales entidades financieras españolas durante las últimas semanas en las presentaciones de resultados trimestrales.

De este modo, cabe esperar que el ajuste que tengan que llevar a cabo bancos y cajas se prolongue durante algunos meses. Así, incluso aquellas firmas que en los últimos 12 meses (datos a septiembre) han realizado ampliaciones en su plantilla han continuado haciendo frente al exceso de capacidad del sector. BBVA ha cerrado en el último año 123 oficinas; La Caixa, 110; Bankinter ha clausurado 4 locales y Sabadell, uno.

De las entidades analizadas solamente dos han mantenido estable el número de sucursales a septiembre: Caixanova y Caixa Penedés. Sin embargo, estas entidades inmersas en procesos de fusión deberán realizar sus ajustes en los próximos meses.

El organismo dirigido por Miguel Ángel Fernández Ordóñez ha llevado a cabo una nueva llamada de atención a las firmas de ahorro para que finalicen sus procesos de integración antes del cierre de este ejercicio.