Tensión en la deuda

El diferencial se sitúa en 200 puntos básicos

El diferencial entre la rentabilidad del bono español a diez años y la del alemán del mismo plazo sube hoy y se sitúa en 200 puntos básicos desde los 195 que registró al cierre del viernes. Cada vez está mas cerca de los 207,3 puntos básicos, su nivel más alto desde 1996, que marcó el 8 de junio de este año.

Según los datos del mercado, el rendimiento del bono español a diez años se cambia a 4,343%, por debajo del 4,361% del viernes, en tanto que el bono alemán cede ligeramente hasta quedar en 2,390%, frente al 2,416 de su último cierre.

Por tanto, el precio de los bonos españoles -cuya evolución es siempre contraria al rendimiento que ofrezcan- sube hasta el 104,01%, desde el 103,86%, mientras que el alemán sube hasta el 98,78%, comparado con el 98,56% anterior.

Los seguros de impago de deuda (credit default swap o CDS) referidos a España se situaban en 253.330 dólares anuales para cubrir la posibilidad de impago de 10 millones de dólares en bonos españoles a 10 años, con lo que alcanzaban sus niveles más altos desde finales de junio. El 7 de junio este indicador alcanzaba su máximo desde la creación del euro, al situarse en 259.947 dólares.

Esto supone que la prima de riesgo se incrementa un 2,5%, con lo que el mercado español pierde atractivo si se compara con Alemania, donde es del 0,45%, o la media de la zona del euro, del 0,80%.

Por su parte, el diferencial entre el bono griego y el alemán se ensancha hasta los 905 puntos básicos, desde los 902 de la víspera, en tanto que el irlandés avanzaba hasta 523 desde los 520 del viernes.