El supervisor prevé una subida del precio del crédito

La banca modera las exigencias en la concesión de préstamos

Las entidades financieras españolas han moderado el endurecimiento de los criterios de aprobación de créditos en el tercer trimestre, tanto en el caso de las familias como de las empresas, según señala la última Encuesta sobre Préstamos Bancarios elaborada por el Banco de España.

El tercer trimestre se ha caracterizado por la estabilidad de la oferta de préstamos en España en los tres segmentos analizados: sociedades, hogares para la adquisición de vivienda y hogares para consumo y otros fines". Esta es una de las principales conclusiones que se desprenden de la Encuesta sobre Préstamos Bancarios (EPB) elaborada por el Banco de España y correspondiente al tercer trimestre de 2010.

Así, las entidades financieras españolas parecen haber mantenido estables -de junio a septiembre- las condiciones para la concesión de créditos, en contraste con el endurecimiento de las mismas que se venía produciendo en los meses anteriores.

En cuanto al mantenimiento de las exigencias en el caso de las empresas, se explica fundamentalmente "por la desaparición del impacto contractivo derivado de las dificultades en el acceso a las fuentes de financiación mayorista y de la situación de liquidez de las entidades, factores que marcaron el comportamiento restrictivo de la oferta en el trimestre precedente", destaca el informe del supervisor bancario. Si bien, en el caso de las grandes compañías, se ampliaron ligeramente las garantís exigidas y se recortaron los plazos de vencimiento.

En los préstamos a hogares para la compra de vivienda y consumo se mantuvieron también similares los criterios de concesión de préstamos. En el caso de vivienda, se incrementaron ligeramente los márgenes aplicados en los casos de mayor riesgo y en consumo, por primera vez desde 2007, dejaron de ampliarse las garantías requeridas para este tipo de crédito.

Cae la demanda

La demanda de crédito ha tenido un comportamiento más contractivo que el trimestre anterior, señala el Banco de España.

Así, las peticiones de fondos descendieron en todos los segmentos analizados. La demanda de fondos por parte de las empresas disminuyó, concentrándose la caída en las grandes compañías. Además, el informe destaca el incremento, cada vez menor, de las solicitudes de reestructuración de la deuda.

La demanda de crédito hipotecario se redujo en el tercer trimestre, por el empeoramiento de las perspectivas de los compradores sobre el mercado y la entrada en vigor, el pasado julio, del incremento del IVA.

No obstante, de cara al trimestre en curso, las entidades prevén un aumento de las solicitudes de fondos de las compañías y en las de los hogares para adquisición de vivienda.

Además, el regulador considera que la prima de riesgo que los mercados exigen a la deuda soberana española sigue siendo aún elevada, por lo que avisa de que podría presionar al alza los tipos de interés que pagan las familias y empresas en los créditos.

Por su parte, la deuda hipotecaria alcanzó en septiembre los 676.406 millones de euros, un 0,4% más que en mismo mes de 2009, según los últimos datos publicados por el Banco de España. El total del crédito a hogares creció también un 0,4% hasta los 901.472 millones.

La financiación a empresas cayó un 1,5% en el noveno mes del ejercicio, hasta los 903.873 millones. Se trata del menor descenso desde agosto de 2009.