Los estados tendrán que aportar 3.500 millones más

Airbus logra un acuerdo para modificar el calendario de pagos del avión A400M

Los siete países que participan en el programa del A400M acordaron hoy modificar el calendario de pagos de este avión europeo de transporte militar que acumula varios años de retrasos, y se marcaron el objetivo de finalizar otros detalles de aquí a finales de año, cuando comenzará su producción en serie.

El nuevo Airbus A400M
El nuevo Airbus A400M

Alemania, Francia, España, Reino Unido, Turquía, Bélgica y Luxemburgo firmaron un documento en Toulouse (sur de Francia) que fija los detalles del acuerdo al que habían llegado en marzo con Airbus, según un comunicado del fabricante aeronáutico europeo.

En virtud de ese documento, las modalidades económicas del contrato de lanzamiento del A400M se mantienen "globalmente" sin cambios, lo que significa que los Estados tendrán que aportar 3.500 millones de euros más de los 20.000 millones previstos inicialmente.

De esos 3.500 millones, 2.000 serán aportados por sobrecoste y los 1.500 restantes a cambio de una participación para beneficiarse de las futuras ventas a la exportación de este aparato, según un esquema que tiene que fijarse antes de que termine 2010.

AIRBUS GROUP 130,08 -1,87%

Como ese, quedan por conocerse varios detalles financieros sobre los que podría haber algunas pistas en la presentación de los resultados de EADS de los nueve primeros meses el próximo día 12.

Los países confirmaron que el encargo del contrato de lanzamiento ha quedado reducido de los 180 aviones inicialmente previstos a 170 -como ya se había contemplado en marzo-, puesto que Alemania reduce su pedido en siete unidades y el Reino Unido en tres.

De acuerdo con el contrato inicial de 2003, Alemania iba a comprar 60 aviones, Francia 50, España 27, Reino Unido 25, Turquía 10, Bélgica 7 y Luxemburgo 1

El director general de la división de aviones militares de Airbus, Domingo Ureña, destacó que "el programa de pruebas en vuelo del A400M progresa a buen ritmo y demuestra la calidad intrínseca del producto".

"Estamos muy satisfechos de los resultados obtenidos hasta ahora y nos preparamos para la producción en serie de aquí a finales de año", añadió Ureña.

El ministro francés de Defensa, Hervé Morin, se había desplazado hasta Toulouse para anunciar el acuerdo, del que se felicitó porque es, dijo, "un programa ambicioso" que va a generar 40.000 empleos en Europa, 12.000 de ellos en Francia.

En una comparecencia ante la prensa tras reunirse con el presidente de Airbus, Tom Enders, y el de EADS, Louis Gallois, Morin dijo tener "una buena noticia: la conclusión del acuerdo del A400M".

"Este 5 de noviembre es un gran día para la industria europea de defensa", aseguró el ministro francés, que reconoció que queda todavía el proceso de ratificación en cada uno de los siete Estados.

El titular francés de Defensa señaló que su país recibirá el primer aparato a comienzos de 2013, que al año siguiente incorporará siete unidades y que al final tendrá que pagar 8.400 millones de euros por las 50 unidades que ha encargado.