Las centrales térmicas no podrán funcionar

Almunia espera ganar a las eléctricas el pleito sobre el carbón

La CE minimizó ayer la suspensión cautelar de las ayudas de Estado a la producción eléctrica con carbón nacional. Bruselas cree que su decisión de autorizar esa medida "está bien fundada jurídicamente" y sobrevivirá al recurso de Endesa, Iberdrola y Gas Natural.

El departamento europeo de Competencia, dirigido por el comisario Joaquín Almunia, encajó ayer con aparente tranquilidad las medidas cautelarísimas concedidas anteayer por el Tribunal General de la UE a Endesa, Iberdrola y Gas Natural Fenosa. El auto supone la suspensión por un periodo indefinido del visto bueno de Almunia a las ayudas del Estado español para obligar a las tres compañías a consumir carbón autóctono en sus centrales térmicas.

"Se trata sólo de una cuestión de procedimiento", señaló un portavoz del departamento de Almunia. "El presidente del Tribunal necesita más tiempo para estudiar la demanda, pero no se ha pronunciado todavía sobre la concesión de medidas cautelares y, mucho menos, sobre el fondo de la cuestión".

El mismo portavoz aseguró que la Comisión sigue convencida de que su decisión, basada en el derecho de los Estados a imponer ciertas obligaciones al sector energético por razones de seguridad de suministro, "está bien fundada jurídicamente". El visto bueno se aprobó el pasado 29 de septiembre tras varios meses de forcejeo entre Almunia y los comisarios que se resistían a aprobar la medida, en particular, la titular de Cambio Climático, Connie Hedegaard, y el de Medio Ambiente, Janez Potocnik.

CC OO pide una reunión urgente de la comisión del plan del carbón en Industria

Las beneficiarias de las ayudas iniciaron una ofensiva judicial para revocar la decisión, sin esperar siquiera a la publicación de la versión oficial del dictamen (todavía hoy, la CE no la ha publicado). Fuentes del sector señalan que la ausencia de ese documento les coloca en inferioridad de condiciones ante el juez respecto a la Comisión, porque las demandantes no conocen los argumentos exactos del organismo comunitario.

Pero esa presunta desventaja no les ha impedido lograr una reacción fulminante a su favor en el Tribunal de Luxemburgo. "Es rarísimo que se concedan medidas cautelarísimas en un caso de ayudas de Estado como éste", destacan fuentes jurídicas.

Tras las primeras dudas manifestadas por el Ministerio de Industria de si era posible aplicar el real decreto del carbón, pese a la suspensión temporal de la ayuda de Estado, ayer se descartaba totalmente esta opción. De hecho, antes del 29 de septiembre el Gobierno contaba ya con esa norma, pero no pudo aplicarla porque necesitaba el permiso de la Comisión para compensar a las eléctricas con la ayuda de Estado, ahora suspendida.

El Gobierno de Castilla y León, donde se ubican las mayores térmicas de carbón nacional, advirtió ayer a las eléctricas que "tomará nota" de la actitud que han mantenido respecto a las medidas del Gobierno, según un portavoz. "Habrá un momento en que necesiten nuestro apoyo (..)" y entonces les recordarán lo ocurrido ahora.

Por su parte, Comisiones Obreras pidió ayer una reunión urgente de la comisión de seguimiento del plan de la minería para pedir al Gobierno que "salve al sector". Este sindicato considera que la decisión del Tribunal de la UE provocará una convulsión.