Paquetes bomba en el sector aéreo

La UE acuerda no incrementar sus medidas de seguridad en el transporte aéreo

Los expertos en seguridad aérea y detección de explosivos de los 27 reunidos este viernes en Bruselas de manera extraordinara para estudiar una respuesta a la amenaza creada por la ola de paquetes bomba enviados por correo y mensajería a través del transporte aéreo, se han comprometido a reforzar los controles sobre los aviones de mercancías procedentes de países terceros.

Sin embargo no han acordado medidas más restrictivas y adicionales a las ya existentes, tal y como reclaman países como Alemania, que ha cerrado su espacio aéreo a las aeronaves procedentes de Yemen, y dejan en manos de los ministros de Transporte de la UE, cuya próxima reunión será el 2 de diciembre, las decisiones al respecto.

Las conclusiones del comité de seguridad aérea de la UE dejan claro que tanto la Unión Europea como los Estados miembros "cooperarán internacionalmente, en el marco de la OACI (Organización de la Aviación Civil Internacional) y de manera bilateral con socios internacionales, en especial con Estados Unidos, sobre cómo vigilar y reforzar la seguridad en aviones de mercancías en terceros países".

El Ejecutivo comunitario ha defendido estos días que las normas de seguridad que aplica la UE a la aviación civil son las más "estrictas" y "robustas", pero han advertido de que sólo pueden aplicarse a los aparatos que despegan de aeropuertos comunitarios, por lo que la colaboración con terceros países es esencial para mejorar el control.