Aumento de la demanda de profesionales

La ingeniería nuclear necesitará relevar al 50% de sus titulados

El sector afrontará un gran cambio generacional durante los próximos años

La ingeniería nuclear necesitará relevar al 50% de sus titulados
La ingeniería nuclear necesitará relevar al 50% de sus titulados

A lo largo de los próximos años los profesionales que trabajan en la industria nuclear tendrán que abordar un relevo generacional que obligará a sustituir al 50% de los técnicos y titulados superiores. Esa entrega de testigos entre veteranos y jóvenes ingenieros, que afectará tanto al mercado nacional como al internacional, implica la transmisión de un corpus de gestión de conocimientos técnicos que en España han contribuido a crear un total de tres generaciones de profesionales. "El renacimiento de la energía nuclear producirá un aumento de la demanda de ingenieros especializados en todo el mundo. En Francia, por ejemplo, se calcula que en los próximos años se necesitarán alrededor de 300 nuevos ingenieros al año", explicó ayer Emilio Mínguez Torres, catedrático de Tecnología Nuclear de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) y uno de los ponentes que participó en la segunda jornada del I Congreso Nacional de Energía, celebrado ayer en Madrid.

1.000 ingenieros

¿Cuántos profesionales se necesitan para construir una central nuclear? Según explica Mínguez, "si se decidiese poner en marcha un proyecto como éste ahora mismo se necesitarían entre 800 y 1.000 ingenieros". Pero no sólo la hipotética construcción de una central en España hace necesaria la formación de ingenieros del ramo, sino el mantenimiento de las que ya están funcionando y de los proyectos en que están inmersas muchas empresas españolas, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras.

Como explica el catedrático de Tecnología Nuclear de la UPM, hace diez años en las universidades españolas había escasez de estudiantes interesados en esta especialidad. Sin embargo, las cosas han cambiado desde entonces. "Ahora mismo hay muchos estudiantes con interés en formarse y en realizar estancias e intercambios en centros internacionales", explica. Mínguez recuerda cómo han sido las propias universidades junto a las empresas del sector y los centros de investigación los responsables de haber mantenido los cauces de formación suficientes "para crear un vivero de ingenieros especializados". En la oferta formativa necesaria para ello destacan los másteres en energía nuclear, como el de la Universidad Politécnica, que tiene categoría de título oficial. "Echamos de menos el apoyo gubernamental en la formación de los ingenieros. Si el Gobierno diese ese apoyo, que actualmente no da, las cifras de estudiantes se dispararían", reflexiona el catedrático de la UPM.

Un nicho de empleo

La capacidad de generar empleo que tiene la industria nuclear es tres veces superior a la que genera el sector del gas, según explicó ayer en el I Congreso Nacional de Energía José María Zubimendi, director general de ENSA. En ese sentido, Zubimendi señaló que apostar por el sector nuclear puede suponer una ayuda importante en la lucha contra el desempleo. "La ingeniería nuclear es un nicho de empleo y de mantenimiento de unas empresas que ofrecen una alta cualificación y apuestan por la internacionalización", confirma también el catedrático Emilio Mínguez.

Como recordó Alfonso Cánovas, responsable de desarrollo de Recursos Humanos de Cepsa, actualmente el 10% de la plantilla de la compañía está compuesta de ingenieros. Cánovas defendió que los futuros profesionales del sector tendrán que comenzar a preocuparse más en su formación del factor humano, sin descuidar por ello los aspectos técnicos.